Dom. May 31st, 2020

Agresiones a personal médico, foco rojo en la CDMX

Ciudad de México, a 22 de abril 2020 (PERIODISMOENACCION.COM / NOTICIASCD.MX).- Cifras del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) revelan que entre el 19 de marzo y hasta el 16 de abril, se han recibido quejas de 26 entidades federativas por conductas como burlas, insultos, amenazas, maltratos físicos y hostigamiento vecinal en contra de las personas trabajadoras de centros de salud, médicos, enfermeros e incluso estudiantes de Medicina.

Cifras oficiales muestran que la Ciudad de México, el Estado de México, Nuevo León, Puebla, Guanajuato y Veracruz agrupan la mayoría de las denuncias, pero la capital del país encabeza la lista con 47 casos seguida por el Estado de México con 19 agresiones reportadas.

Es decir, en poco menos de un mes se han conocido al menos 140 casos de agresión relacionados con el coronavirus, de los cuales, 35 ocurrieron en contra de personal del sector Salud, como médicos y enfermeras.

En ese sentido, la diputada local de Morena, Guadalupe Aguilar Solache condenó este tipo de conductas, las cuales dijo, constituyen actos de discriminación que pueden derivar en agresiones y violencia física en contra de los profesionales de la salud.

La legisladora hizo un llamado urgente al Consejo para Prevenir la Discriminación de la Ciudad de México, y se brinde una atención prioritaria a este tipo de situaciones e implemente una campaña de sensibilización dirigida a la ciudadanía, así como una de orientación al personal de salud en caso de que requieran interponer una queja, pues son potenciales víctimas de actos discriminatorios en la actual coyuntura.

La diputada integrante de las Comisiones de Salud y Derechos Humanos, así como presidenta de la Comisión de Gestión Integral del Agua en el Congreso capitalino, recordó que de acuerdo al artículo 5 de la Ley para Prevenir y Eliminar la Discriminación vigente en la Ciudad de México, se establece como discriminación la negación, exclusión, distinción, menoscabo, impedimento o restricción de alguno o algunos de los derechos humanos de las personas, entre otras causas, por sus condiciones de salud.

“No se deben tener actitudes negativas ante las y los profesionales de salud, se les debe agradecer el enorme esfuerzo que hacen día con día y más en la actual situación por la que atravesamos, ya que son ellos quienes se encuentran en la línea frontal y quienes literalmente arriesgan sus vidas por cuidar las nuestras”, destacó.