CIUDAD DE MÉXICO, a 25 de septiembre 2019 (NOTICIASCD.MX / AMPRYT).- La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum anunció una serie de medidas en búsqueda de reducir los casos de violencia de género en el Metro y garantizar que se respeten los vagones designados para las mujeres.

La campaña denominada ‘Paremos la Violencia’ incluye la incorporación de señalizaciones para indicar que los usuarios se encuentran en un área libre de violencia.

El secretario de Movilidad, Andrés Lajous, indicó que 9 de cada 10 usuarias del transporte público en la capital, han sido víctimas de algún tipo de violencia.


Además de las señalizaciones, el plan de acción inmediata contra la violencia en transporte público incluye la incorporación de botones de auxilio, cámaras de seguridad e iluminación.

También Sheinbaum Pardo destacó la presentación este martes de la iniciativa para crear un banco de ADN en casos de violación y secuestro.

Según una encuesta presentada por ONU Mujeres en 2018 respecto de la percepción de seguridad, se puede apreciar que la percepción de seguridad es ligeramente mayor en calles y espacios públicos que en el transporte, sin embargo en ambos es muy elevada.

El documento revela que 45.5% de las mujeres se sienten muy seguras o regularmente seguras en el transporte público y 30.8% se sienten de esta manera en las calles y espacios públicos.

En contraste, 54.4% de las mujeres se sienten muy inseguras e inseguras en el transporte público, mientras que 69.1% se sienten muy inseguras o inseguras en las calles y espacios públicos.

Los resultados de la encuesta también arrojan que 81.7 por ciento han sido víctimas de miradas morbosas, mientras que 8 de cada 10 mujeres consultadas (81.2%) refieren que se les han dicho piropos obscenos u ofensivos de carácter sexual en algún lugar público o modo de transporte de la CDMX por lo menos una vez en su vida.

El 65 por ciento refiere que se le recargaron con el cuerpo con intenciones de carácter sexual; un 53 por ciento revela que en algún momento le hicieron sentir miedo de sufrir un ataque o abuso sexual y un 50.9 por ciento indica que la tocaron o manosearon el cuerpo sin su consentimiento.

Fue en septiembre de 2018 cuando Cynthia Hijar denunció que fue agredida durante su trayecto en el Metro por parte de usuarios y una mujer policía.

La mujer solicitó el apoyo de elementos de seguridad para que tres hombres que viajaban en los vagones exclusivos respetaran las normas del Metro y viajarán en el vagón mixto, sin embargo “a la que intentó sacar esta policía ¡fue a mí!”, relató a través de un video difundido en redes sociales.

Durante la administración de Miguel Ángel Mancera, se puso en marcha la “Estrategia 30-100”, basada principalmente en la entrega de silbatos a las mujeres.

Asimismo se incorporaron mil 439 elementos de seguridad en 524 operativos de vigilancia. Y se impulsó el uso de vagones exclusivos para mujeres en horas pico, estrategia que comenzó a realizarse de 05:00 a 24:00 horas, es decir durante todo el horario de servicio.

A pesar de esta serie de medidas, las mujeres continúan sin sentirse seguras en su trayectos. Norma comenta que en el Metro, por ejemplo, “no falta el hombre que se acerca y te dice al oído cosas desagradables y no puedes hacer nada porque no tienes como comprobarlo. Lo mejor es seguir tu camino y evitar más problemas”.

“Yo creó que de entrada no debería haber vagones exclusivos. Deberíamos poder viajar donde sea con la seguridad de que nadie nos va a tocar”, comenta otra usuaria.

 

Adriana Rodríguez

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *