Carreras legislativas

Con apenas nada de tiempo para concluir el actual período legislativo, el senador Ricardo Monreal y el diputado Mario Delgado resienten las presiones de importantes sectores y personajes para dictaminar y aprobar a la de ya, temas como la reforma laboral reclamada por el TC-MEC, o las leyes secundarias de la Guardia Nacional, o la iniciativa para eliminar el fuero constitucional, o la reforma al 35 Constitucional, exigida por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Tras la puerta del poder

Carreras legislativas

Roberto Vizcaíno

Con apenas nada de tiempo para concluir el actual período legislativo, el senador Ricardo Monreal y el diputado Mario Delgado resienten las presiones de importantes sectores y personajes para dictaminar y aprobar a la de ya, temas como la reforma laboral reclamada por el TC-MEC, o las leyes secundarias de la Guardia Nacional, o la iniciativa para eliminar el fuero constitucional, o la reforma al 35 Constitucional, exigida por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Todos quieren que salga primero su asunto.

Ayer mismo en su conferencia mañanera, López Obrador fijó sus prioridades legislativas:  

“Espero que en estos días se apruebe lo del retiro de fuero, la reforma al 35 y la ley de austeridad… bueno, la reforma educativa… para cancelar, abrogar, derogar, eliminar, o como se llame la mal llamada reforma educativa… son temas pendientes, ojalá y les dé tiempo a legisladores para desahogar las leyes secundarias para Guardia Nacional… tienen trabajo… hay tiempo antes de concluir el período”, indicó el tabasqueño.

En previsión de que el lunes siguiente concluya el período legislativo de inicio de año con al menos una reforma aprobada, Martí Batres presidente del Senado, y Napoleón Gómez Urrutia, presidente de la comisión del Trabajo de la cámara alta, dieron conferencia de prensa para advertir que trabajan horas extras en el dictamen de la Reforma Laboral.

Recordaron que el compromiso ante el gobierno de Donald Trump y el Senado de Estados Unidos es aprobarla a más tardar el lunes 30 de abril y así cumplir con los plazos establecidos para tramitar el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá, el T-MEC, y dar certidumbre a las relaciones comerciales de las tres naciones.

Apenas recibida de la cámara de Diputados, dijo Martí Batres, la minita de la Reforma Laboral se envió a las comisiones de Trabajo que preside Napoleón Gómez Urrutia, y a la de Estudios Legislativos Segunda, presidida por la senadora Ana Lilia Rivera.

“En ese marco de definición considero que es importante para el país que en este periodo de sesiones estemos resolviendo la reforma laboral. Es importante porque nuestro siguiente periodo de sesiones es hasta septiembre y nosotros tenemos responsabilidades con el país, con los trabajadores. Es importante por la certidumbre que esto genere”, indicó Batres.

A su vez Gómez Urrutia dijo que el proyecto de reforma laboral “como lo dictaminó la Cámara de Diputados cumple con lo esencial” del Capítulo Laboral del T-MEC.

“De todos modos, creo que con el tiempo que nos queda de este periodo, con los avances que hemos tenido, con las pláticas previas que habíamos tenido, hemos avanzado muchísimo y estamos, yo creo, en la posibilidad de resolverlo de aquí al 30 de abril”, comentó el también líder minero.

PATRONES OPINAN

Así, mientras en el Senado todo apunta a que la minuta aprobada por los diputados se aprobará tal cual por los senadores, ya que cualquier modificación obligaría a regresar la Reforma Laboral a San Lázaro, con lo que se romperían los tiempos exigidos por EU, los patrones agremiados en el Consejo Coordinador Empresarial pidieron a los legisladores poder opinar.

Quieren los empresarios e industriales, comerciantes y prestadores de servicios poder modificar 12 artículos de la minuta.

En ellos se establecen los básicos de la relación laboral entre patrones y sindicatos, dicen.

Además son los artículos que “salvaguardan” las fuentes de empleo y darían seguridad y certeza jurídica a la inversión, agregan.

El aguerrido dirigente de Coparmex, Gustavo de Hoyos, pretende que los senadores modifiquen el 390 bis, que “quita a los trabajadores el derecho de señalar su voluntad de no ser representados por un sindicato” y que el artículo 937 establezca que las empresas puedan demandar la calificación de una huelga estallada, y además que los artículos 920 y 929 no dejen en la voluntad del líder sindical estallar una huelga y concluirla.

Y todavía falta ver las reacciones de algunos dirigentes sindicales que se sienten rebasados por la iniciativa de Reforma Laboral.

Pero, bueno, el caso es que ya no hay tiempo para nada de eso porque la Reforma Laboral sale ya como está, o todo lo del Tratado de Libre Comercio se viene abajo.

MONREAL, EL BRUJO

Y mientras corre de una mesa de diálogo a otra para avanzar con su ya por demás complicadísima tarea legislativa, Ricardo Monreal, coordinador de la mayoría de Morena en el Senado y presidente de la Junta de Coordinación Política, se comienza a ganar además el cargo de brujo  mayor en eso de las negociaciones políticas partidarias pre-electorales.

Y es que en medio del desastre creado en MORENA por los muy sucios manejos de selección de candidatos de doña Citlali Ibañez Camacho, mejor conocida en el bajo mundo de la política del agandalle como Yeidckol Polevnsky Gurwitz (es todo un trabalenguas; de dónde diablos sacaría tal nombre y apellidos), el zacatecano entró al ruedo poblano y sentó a la mesa del diálogo al senador Alejandro Armenta con Miguel Barbosa.  

Por las largas y duras caras en las fotos, se ve que ni Monreal pudo impregnar un poco de alivio y felicidad en los dos contendientes por la candidatura de Morena al gobierno de Puebla.

¿Qué solucionaron ahí? Ni idea, pero cuando menos hubo un primer acercamiento que podría significar el des-entuerto del conflicto creado por Ibañez-Polevnsky al imponer a Barbosa vía una encuesta patito.

El desarreglo creado por la dirigente por encargo de Morena amenazaba con una ruptura dentro de Morena en Puebla y con ello un descalabro en la candidatura de Barbosa.

En redes y por separado, Armenta indicó: “Por el bien de #Morena en Puebla acepté dialogar con el Lic. @MBarbosaMX gracias a la oportuna intervención del Senador @RicardoMonrealA. Es un primer paso hacia el triunfo inobjetable de nuestro Partido @MorenaEnPuebla. @PartidoMorenaMx”.

Y:

 “Así es como se debe construir la unidad en #Morena, con oficio político y sensibilidad, sin represión y con dignidad; eso es lo que ha logrado el Senador @RicardoMonrealA, por ello acepté esta primera reunión con el Lic. @MBarbosaMX”.

Barbosa por su parte escribió: “El día de ayer por la noche, me reuní con los Senadores @RicardoMonrealA y @armentaconmigo, y sin duda tuvimos un diálogo fructífero sobre diversos temas de la campaña por la gubernatura en el Estado de Puebla. El papel del Senador Monreal fue importante”.

BC EL OTRO DESASTRE DE YEIDCKOL

Donde no hay un Monreal que salve el proceso, es el Baja California. Ahí el senador de Morena Jaime Martínez Veloz ya emigró al PRD porque Citali / Yeidckol, al igual que hizo en Puebla con Barbosa, impuso como candidato vía encuesta patito a Jaime Bonilla, un amigazo de Andrés Manuel López Obrador.

La bronca es que Martínez Veloz ya sentía suya la candidatura a gobernador por Morena porque sondeos previos le daban las preferencias electorales, y porque Bonilla es susceptible de ser inhabilitado porque todo indica es ciudadano estadounidense y como tal ha ocupado cargo público en Estados Unidos de 2002 a 2012.

En ese tiempo fue director de la Otay Water District, para el que fue electo con el respaldo del Partido Republicano.

rvizcainoa@gmail.com / Twitter: @_Vizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa://www.facebook.com/rvizcainoa