Indígenas manifiestan rechazo contra megaproyectos de Obrador

CIUDAD DE MÉXICO, a 21 de agosto 2019 (NOTICIASCD.MX / AMPRYT).- Grupos indígenas en Chiapas, adheridos al Movimiento en Defensa de la Vida y del Territorio (Modevite), han manifestado su rechazo en contra de diversos proyectos impulsados por el gobierno federal como el Tren Maya o el Corredor Transístmico.

El Tren Maya busca conectar varias entidades del país para detonar el desarrollo económico de los principales destinos turísticos regionales como Cancún, Tulum, Calakmul, Palenque y Chichen Itzá; mientras que con el Corredor Transístmico se pretende aumentar hasta 11.6 por ciento el transporte de carga y favorecer el intercambio comercial con Asia, Estados Unidos y Sudamérica.

También manifiestan su rechazo en contra de proyectos como la autopista San Cristóbal de las Casas-Palenque y las concesiones mineras.

A pesar de que el gobierno federal ha asegurado que estos megaproyectos no irán en contra del medio ambiente, los grupos indígenas no quitan el dedo del renglón y continúan manifestando su rechazo.

Habitantes de 11 municipios de Chiapas protestaron este martes en Tuxtla Gutiérrez contra los megaproyectos extractivos e hidroeléctricos apoyados por diferentes organizaciones civiles y observadores de derechos humanos internacionales.

Consideraron que el gobierno federal favorece estos proyectos que, denuncian, lejos de beneficiar “destruyen la naturaleza y pone en riesgo la existencia de los pueblos originarios”.

La organización civil Las Abejas de Acteal acusa que a nueve meses de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, “no ha habido cambio, como dijo en su discurso, es más, ha aumentado la violencia en nuestros pueblos y comunidades; quienes luchan por la justicia, el pueblo o los derechos han sido asesinados, desaparecidos o desplazados”.

A través de un comunicado, la organización Las Abejas manifestó su respaldo hacia el grupo Modevite, “que luchan para defender la vida y el territorio, por su incansable lucha por la búsqueda de la verdad y justicia”.

La lucha indígena

En México, más de la mitad de las tierras y los territorios son propiedad colectiva de pueblos indígenas, comunidades indígenas y comunidades locales bajo la modalidad de ejidos y comunidades agrarias, lo cual implica que la mayoría de las minas, bancos de materiales, cuerpos de agua, litorales, bosques, biodiversidad y otros recursos están en esos territorios, de manera que los derechos colectivos terminan amenazados y confrontados por los intereses privados de empresas a las que el gobierno otorga concesiones sin respetar el derecho a la consulta previa, libre e informada, ni el derecho a la autonomía y al territorio.

En el país las comunidades indígenas han tomado un papel muy relevante en relación a la protección al medio ambiente. Sin embargo en varias ocasiones les ha costado la vida.

Uno de esos casos es el de Julián Carrillo, activista asesinado el 24 de octubre de 2018 por su trabajo de defensa de tierras indígenas en la Sierra Tarahumara contra la explotación minería.

A Carrillo se agregan  Guadalupe Campanur Tapia y Jesús Álvarez Chávez, de Michoacán; Manuel Gaspar Rodríguez y Adrián Tihuilit, de Puebla; Abraham Hernández González, Noel Castillo Aguilar y Rolando Crispín López, de Oaxaca; y Joaquín Díaz Morales, de Chihuahua y Margarito Díaz González, de Nayarit.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *