Fracasan provocadores en su intento por reventar Caminata por la Paz

Pese a que el Gobierno de la CDMX anunció un operativo para proteger a los participantes de la llamada Caminata Por la verdad, la Paz y la justicia que fue convocada por el periodista y poeta Javier Sicilia e integrantes de la Familia Le Barón, grupos de provocadores que se decían ser seguidores del presidente Andrés Manuel López Obrador y militar en Morena, intentaron reventar la marcha.

El mayor momento de tensión se vivió en la última etapa de la caminata, pocos metros antes de llegar a la Plancha del Zócalo capitalino, en donde los seguidores de López Obrador, por momentos impidieron que los organizadores llegaran al templete, quedando la prensa atrapada entre el grupo de provocadores y los manifestantes.

El mensaje era claro por parte de los seguidores de López Obrador, no iban a permitir ningún pronunciamiento ni reclamo hacia su líder, costara lo que costara.

Asimismo, el objeto de su ira y constantes agresiones fue dirigido hacia los periodistas que cubrieron la caminata; hombres y mujeres que soportaron de manera estoica los insultos, jaloneos y manotazos de los llamados seguidores del político de Macuspana quienes buscaban reventar el acto de protesta.

Con gritos que casi llegaban a la histeria y locura colectiva, los seguidores del presidente lanzaban consignas e insultos que iban desde “Maldita prensa chayotera”, “prensa vendida” hasta llegar a su cántico de: “es un honor estar con López Obrador”.

En respuesta a las agresiones, los manifestantes sólo levantaron la mano (como ocurrió en el sismo de 2017) e ignoraron los actos de provocación y además, cantaron el Himno Nacional.

Dicha acción, exasperó los ánimos de los provocadores, quienes en todo momento, buscaban a toda costa se originara algún connato de violencia. En muchos de los casos, los seguidores de López Obrador intentaron que Javier Sicilia y la Familia Le Baron no llegaran al templete no dieran su discurso.

Todas sus acciones fueron inútiles ante la organización de los integrantes de la caminata, quienes hicieron una valla humana alrededor de los organizadores mientras que la Policía Capitalina y la Guardia Nacional observaban a distancia las agresiones de los morenistas hacia los periodistas.

Luego de dar sus discursos, tanto Javier Sicilia como la Familia Le Barón, a través de una comitiva, entregaron su documento en Palacio Nacional.

Llevamos 15 años de guerra

“Se lo vamos a dejar con el Gabinete de Seguridad, porque no tenemos nada que hablar con el Gabinete de Seguridad, ese es el problema, igual que los Presidentes anteriores redujeron el drama y la tragedia humanitaria de esta Nación a un asunto de balas”, sentenció Sicilia.

“Sus caminos, sus plazas, sus recintos están tomados por seres sin alma y con apoyos de funcionarios de Estado y empresas corrompen, desaparecen y asesinan a nuestros niños y niñas, a nuestras mujeres, a los jóvenes, a nuestros viejos”, dijo.

Aunque estaba previsto que se reunieran con el Gabinete de Seguridad, se negaron al asegurar que el mandatario federal es heredó un horror de antiguas administraciones y que le está dando la “espalda a la agenda de verdad, justicia y paz como prioridad de la Nación”.

“Cerca de 35 mil asesinatos que se suman a los 61 mil desaparecidos, más de cinco mil en el último año, a los cientos de miles de víctimas heredadas de las malas administraciones pasadas, prácticamente todas esas víctimas continúan sin conocer la verdad y mucho menos la justicia”, reclamó el poeta.

Una vez finalizado el acto, los organizadores le pidieron a los participantes de la caminata que se retiraran de inmediato para evitar agresiones y en caso, que algún ciudadano que hubiera participado en el acto cívico fuera golpeado, responsabilizaban a la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum y al presidente Andrés Manuel López Obrador por coartar la libertad de expresión y manifestación.