¡Los ojos de la capital!

Por: HHR

¡Violación a DH!

La semana pasada fuimos testigos de algo inaudito: la Policía Federal se reveló en contra de la llegada de la Guardia Nacional, lo que significaba también, su posible incorporación a esta “institución”. ¿Cuándo nos íbamos a imaginar que viéramos momentos de rebeldía por esta parte del gobierno al gobierno ejecutivo?

Como servidores públicos tienen diferentes demandas, desde condiciones laborales como el respeto a su antigüedad y prestaciones, hasta sus evaluaciones, que solicitan no sean elaboradas por militares, ya que su funcionamiento es distinto.

Sin embargo, el presidente López Obrador, tildó de infundada dicha manifestación, y aseguró que en año y medio la Policía Federal desaparecerá por ley.

Pero más allá de sus discrepancias, ¿en que benefician o afectan estas decisiones a la sociedad civil? Es cierto que la inseguridad en este país ha aumentado drásticamente, y la Ciudad de México se colocó como la más insegura y violenta de todo el país en el 2018; pero incrementar drásticamente al ejército para luego sacarlo a las calles, no es un motor para generar paz y poner fin al conflicto.

Por si fuera poco, se opone a las propuestas de campaña que el entonces candidato a la presidencia ofrecía. Primeramente, es mentirle al pueblo, es un engaño; y, en segundo lugar, la seguridad pública tiene demasiadas aristas que no responden únicamente a la contención con cuerpos armados. Se ha corroborado que factores económicos y sociales son los que han desatado gravemente la violencia.

Recordemos que, aunque el ejército ha dado resultados en diferentes propósitos, muchos de sus procedimientos han sido altamente cuestionados por transgredir los derechos humanos de las personas, han pisoteado la dignidad humana más de una vez, e incluso han llamado la atención de la CNDH, institución que ha demostrado la implicación de este cuerpo en desapariciones forzadas, tortura y asesinatos.

Por otro lado, especialistas se han dedicado a realizar posibles escenarios en caso de que no todos los policías federales quieran incorporarse a la Guardia Nacional, ¿el resultado? Incremento del crimen organizado con personas capacitadas y con mucho conocimiento en información clasificada, que sería muy útil para los fines de estas organizaciones.

Es soberbio e ingenuo pensar, que las decisiones drásticas “limpian” de todo mal a las instituciones, las y los policías federales no van a desaparecer, son personas con necesidades que buscarán de cualquier forma dar sustento a sus familias, y que podrían verse en urgencia de tomar medidas negativas para su supervivencia.

Es cierto que más de una vez se les ha acusado de ser corruptos y de tener malas prácticas, pero su incorporación a la Guardia Nacional no es ninguna garantía para que las malas prácticas se terminen, y para que las personas que queden fuera, aprendan.

DURANTE las elecciones intermedias del fin de semana en el PAN capitalino a nivel territorial, el grupo más fuerte y quien se llevó, literal, el carro completo, fue el lider capitalino Andrés Atayde y el coordinador en el Congreso, Mauricio Tabe, ambos personajes muy cercanos al máximo líder Jorge Romero Herrera, vicecoordinador panista en San Lázaro.

Quedó más que claro quien es el que manda en el PAN de la CDMX, también quedó demostrado que ya no hay más grupos ni corrientes que hagan sombra: el desaparecido Obdulio Avila, la ex senadora Mariana Gómez del Campo y el desdibujado Federico Döring.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *