México podría beneficiarse del alza del petróleo

CIUDAD DE MÉXICO, a 21 de septiembre 2019 (NOTICIASCD.MX / AMPRYT).- A partir del alza en el precio del crudo producida por los ataques a instalaciones petroleras de Arabia Saudita, nuestro país puede esperar altos ingresos fiscales, afirmó Rosío Vargas Suárez, del Centro de Investigaciones sobre América del Norte (CISAN).

Para 2020, podemos pensar en un precio de 60 dólares por barril, en promedio, lo cual es “enormemente bueno para los ingresos presupuestales de México, el fisco, los proyectos sociales y la inversión. Esta tragedia es buena noticia para México, ésa es la paradoja”.

La universitaria explicó que los cálculos de la Ley de Ingresos 2020 proponen una producción diaria de un millón 951 mil barriles de petróleo, y si se considera el precio promedio de 60 dólares por barril (calculado a partir de los eventos de Asia), por 365 días, hablamos de “una cantidad fenomenal”.

En la conferencia de medios Después del Ataque a Instalaciones Petroleras en Arabia Saudita ¿Qué le Espera a México?, aseveró que la pérdida de 5.7 millones de barriles causada por el ataque a Arabia Saudita, ha tenido una profunda implicación para la cotización internacional del petróleo, sobre todo para los crudos de referencia internacional y la mezcla mexicana.

Lo ocurrido el sábado pasado no es sorpresivo, debido a la pugna entre Arabia Saudita y Yemen. “Es una situación que ya tiene casi cinco años; el ataque a la refinería y al yacimiento es una respuesta yemení, esperada aunque imprevista, porque se hizo con drones. La posibilidad de que esto vuelva a ocurrir es muy amplia, porque el conflicto es permanente”.

Vargas, experta en integración energética México-Estados Unidos, política energética de México y geopolítica de la energía, señaló que tampoco se debe perder de vista la coyuntura electoral en la Unión Americana. “Drumpf quiere aprovechar para ir contra su enemigo Irán, y acusarlo por lo ocurrido, aunque sería inconcebible una invasión”.

Los crudos de referencia internacionales –Brent y West Texas Intermediate– subieron 15 por ciento sus precios inmediatamente después del ataque, cuando Arabia reportó la pérdida de 5.7 millones de barriles. La cotización alcanzó, respectivamente, 69 y 62.90 dólares. En el país, con información de Petróleos Mexicanos, se reportó un valor para el crudo de 65.83 dólares el barril, un aumento importante porque hasta el viernes era de 56 dólares, subrayó.

“No es un precio que vaya a establecerse, puede haber variaciones, pero es probable que el conflicto con Yemen haga frecuentes estos procesos y que haya movimiento en los costos internacionales del petróleo. La posibilidad de un aumento en los ingresos fiscales es muy amplia”, reiteró.

Además, México ha logrado bajar la compra de gasolinas de casi 600 mil barriles diarios, en 2018, a 469.3 mil barriles en julio de este año. La decisión de política económica del gobierno mexicano de mejorar la capacidad de refinación y construir Dos Bocas es correcta; la balanza petrolera que por años fue negativa, hoy es positiva. De otra manera, la variación del precio del petróleo podría ser muy costosa para la nación. Estas son buenas noticias.

Aunque se puede esperar que aumente la cotización del petróleo para México, es difícil pensar que alcance los cien dólares por barril, porque el mercado, la oferta y la demanda están más o menos equilibrados, y el movimiento de los precios se relaciona con una escasez o una demanda mayor.

No obstante, detalló la universitaria, el objetivo de Estados Unidos es aumentar su producción. Hoy genera más de 12 millones de barriles diarios y para 2023 serán 17 millones. Arabia produce 11 millones y la expectativa es colocar en el mercado internacional gran parte de la oferta petrolera, pero si ésta es mayor a la demanda, el valor del hidrocarburo no subirá.

La especialista aseguró que lo ocurrido en Asia no tendrá impacto en el suministro de gasolinas en México, pues más de 80 por ciento de nuestras importaciones proviene de Estados Unidos y los proveedores son empresas norteamericanas, cuya producción no está en riesgo.

A la sesión asistió Juan Carlos Barrón, secretario académico del CISAN, quien comentó que en esta entidad “observamos con preocupación los hechos que se dan en Arabia Saudita y los elementos de incertidumbre que podrían escalar a un conflicto bélico. Nos sumamos a las voces que piden cordura y evitar que esto vaya más allá”.

 

Fuente: UNAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *