La Alcaldía Benito Juárez en la Ciudad de México es la que tiene la menor percepción de corrupción, mientras que las de Azcapotzalco, Xochimilco, Milpa Alta y Miguel Hidalgo son percibidas como las más corruptas.

CIUDAD DE MÉXICO, 24 de julio, (DAVID POLANCO / CDMX MAGACÍN).—La Alcaldía Benito Juárez en la Ciudad de México es la que tiene la menor percepción de corrupción, mientras que las de Azcapotzalco, Xochimilco, Milpa Alta y Miguel Hidalgo son percibidas como las más corruptas.

Lo anterior, de acuerdo con la Encuesta de Calidad Regulatoria e Impacto Gubernamental en Empresas de la Ciudad de México 2019, presentada este miércoles por el INEGI, en la que también se exponen los rubros en que los ciudadanos se sintieron agredidos, extorsionados por las autoridades.

Julio Santaella, presidente del INEGI, expuso al respecto: “Sigue siendo el caso que la opinión de estas unidades económicas que incurrieron que fueron víctimas de una situación de corrupción, consideraron que la causa de esta corrupción fue que se debió para agilizar los trámites. Por otro lado alrededor del 38.5% de estas unidades económicas consideran que dichos actos se generaron para evitar multas o sanciones”.

La alcaldía con menor percepción de corrupción es Benito Juárez, que logró bajar esta apreciación en 11.3%, en comparación con 2016.

Las Alcaldías que fueron calificadas por los ciudadanos entrevistados por el INEGI con mayor precepción de corrupción son Azcapotzalco, con 99.1 por ciento; Xochimilco, con 95.4 por ciento; Milpa Alta, con 92.7 por ciento, y Miguel Hidalgo, con 92.5 por ciento.

Esas mismas Alcaldías, que ahora son gobernadas por Morena, crecieron su percepción de corrupción entre 2016 y 2019. Sin embargo, el INEGI precisa que en el caso de Milpa Alta el aumento fue porque en 2016 no hubo datos para poder comparar.

Estas cifras son muy elevadas respecto de la percepción de corrupción que hay sobre la Alcaldía Benito Juárez, la más baja, con el 78.9 por ciento.

En la encuesta se detallan los hechos de corrupción que padecieron los ciudadanos. En trámites realizados se registraron 653 actos por cada 10 mil unidades económicas. Este dato es menor al de 2016, cuando la tasa era de 908 por cada 10 mil.

El INEGI reporta que el mayor ámbito en el que ocurre corrupción es en el contacto con autoridades de seguridad pública, con 2 mil 151 eventos de corrupción por cada 10 mil unidades económicas.

Le siguen obtención de licencias o permisos especiales. Inicio o seguimiento de averiguaciones previas ante Ministerio con mil 847 casos por cada 10 mil unidades económicas, y en la obtención de licencias o usos de suelo, con mil 011.

La encuesta refiere que sólo el 7.3 por ciento de los actos de corrupción fueron denunciados.