Menores de madres reclusas, un problema social que aumenta en la Ciudad

CDMX, 22 septiembre 2020.- Calificados por la sociedad como futuros delincuentes, los menores hijos de madres internas en los Centros de Reclusión de la CDMX, se han convertido en un problema que las autoridades locales no han atendido.

Por ello, la diputada local de Morena, Leticia Estrada propuso una iniciativa para garantizar los derechos de niñas y niños que viven con sus madres internas, toda vez que son rechazados por su familia y marginados por la sociedad porque son etiquetados por
su estancia en el penal y prejuzgados como futuros delincuentes, de manera que
insertarse a la sociedad será un reto para ellos.

La Iniciativa de Reforma a la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes busca garantizar los derechos de los menores.

Estrada Hernández citó dos Informes Especiales de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) sobre las condiciones de las mujeres reclusas y sus hijos. Advirtió que no se cuenta con especialistas para la atención médica de los menores, ni se destina una alimentación específica para ellos.

“Estas niñas y niños no saben lo que es jugar en la calle, tener un juguete, comer distintas
cosas que del otro lado del muro se encuentran, tampoco lo que es tener una mascota,
conocer los parques, museos o el mar; el ambiente donde crecen no es sano ni idóneo”,
expuso.

Refirió que su iniciativa es viable, pues se atienden principios universales y de
progresividad emanados de diversos ordenamientos jurídicos en la materia, las
Constituciones Federal y de la Ciudad, así como tratados internacionales que anteponen
el bienestar de los pequeños como un sector vulnerable y, por ende, de atención
prioritaria.

El documento fue turnado por la Mesa Directiva a la Comisión de Atención al Desarrollo
de la Niñez para su análisis y dictaminación.