Beatriz Olivares exige a PGR restituir seguridad a Nicolás Mendoza Villa

0
115

CDMX, a 23 de Abril 2017.- Ante el estado de indefensión en que se encuentra Nicolás Mendoza Villa, quien se desempeñaba como asistente de Arturo Hernández Cardona, víctima de secuestro con integrantes del colectivo denominado Unidad Popular, el 30 de mayo de 2013, y cuyo  cuerpo, junto con los de Félix Bandera Román y Ángel Román Ramírez fueron encontrados el 3 de junio del mismo año, la diputada del PRD, Beatriz Olivares, exhortó a la Procuraduría General de la República (PGR) para que restituya las medidas de seguridad que le fueron retiradas como testigo de cargo.

La legisladora recordó que Arturo Hernández Cardona, líder social en la ciudad de Iguala, estado de Guerrero, fue secuestrado junto con algunos integrantes del colectivo denominado Unidad Popular el 30 de mayo de 2013, y su cuerpo, junto con los de Félix Bandera Román y Ángel Román Ramírez fueron encontrados el 3 de junio del mismo año victimados por armas de fuego.

Precisó que Nicolás Mendoza Villa, se desempeñaba como asistente de Arturo Hernández Cardona, quien logró escapar del secuestro, no sin antes sufrir torturas y todo tipo de vejaciones por parte de los perpetradores de este crimen, para luego realizar una denuncia, por lo que la PGR lo nombró como testigo de cargo, pues señaló que vio con claridad al autor del homicidio de su otrora jefe.

Explicó que Nicolás Mendoza Villa es uno de los beneficiarios de las medidas cautelares identificadas con el folio alfanumérico MC185-13 sugeridas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, emitidas el 1 de diciembre de 2014.

Beatriz Olivares dijo que el 15 de agosto de 2016, Instituciones del Estado mexicano de manera unilateral le retiraron los botones de pánico y el apoyo alimentario, luego de la resolución de la Junta de Gobierno del Mecanismo de Protección para Personas Defensores de Derechos Humanos y Periodistas realizada el 29 de Julio de 2016, a la que se presentó el señor Nicolás Mendoza Villa pero no le fue permitida la entrada y mucho menos su participación. En junio del mismo año ya le habían sido retiradas a las personas encargadas de salvaguardar su integridad.

Resaltó que el 5 de diciembre de 2016 durante el 159 periodo de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos llevada a cabo en la ciudad de Panamá, Panamá, se tuvo una mesa de trabajo con el relator para México de dicha Comisión, representantes del Estado mexicano y la Red Solidaria Década Contra la Impunidad en calidad de representante de Nicolás Mendoza Villa. En esta reunión, se abordó el tema de la falta de cumplimiento de las medidas de protección en materia del presente punto de acuerdo; en este sentido, el relator pidió al Estado mexicano dar cumplimiento a las mismas, mientras el Estado las condicionó a la resolución de la siguiente Junta de Gobierno del Mecanismo Protección para Personas Defensores de Derechos Humanos y Periodistas.

Agregó que el pasado 31 de enero la Junta de Gobierno mencionada tuvo una sesión donde se trató, entre otra cosas, el caso del señor Nicolás, en donde se trató el tema específico y estuvieron presentes: dos representantes de la Secretaría de Relaciones Exteriores, dos representantes de la Policía Federal, un representante de Procuraduría General de la República, dos representantes del mecanismo mencionado, quien sirvió como moderadora de la mesa de trabajo, así como la relatora, Pilar Tavera en calidad de representante del Consejo Consultivo integrado por Sociedad Civil; además de  la analista que presentó el caso, el señor Nicolás Mendoza y dos integrantes de Red Solidaria Década Contra la Impunidad en calidad de representantes del mismo.

De acuerdo con el análisis, se especificó que el señor Nicolás tiene un nivel de riesgo medio, por lo que la analista propuso: continuar con el contacto del número de emergencia de PF, acompañamiento de PF en caso de ir a la ciudad de Chilpancingo, Guerrero o Matamoros, Tamaulipas (lugar donde radica el proceso jurídico), chapa de seguridad en la puerta de su domicilio, gestionar para que sea beneficiario de los alimentos.

Al hacer uso de la palabra, el señor Nicolás mencionó que esas medidas no eran suficientes y puso énfasis en la importancia de tener mayores medidas de protección, esto, en virtud que, a partir de la detención de Felipe Flores Velázquez, quien fuera Secretario de Seguridad Pública de Iguala, recibió amenazas en su número de celular para que no declarara en el proceso  que se le sigue al ex presidente municipal de Iguala, y afuera de su domicilio, en una ocasión vieron una camioneta tipo suburban con hombres vestidos de negro y gorra, quienes siguieron a su esposa e hijo,  en otra ocasión hombres dentro de una camioneta trataron de fotografiar a su esposa y dos de sus hijos, consideró que estos incidentes vulneraban su seguridad y la de su familia, razones por las que sólo sale de su domicilio para visitar a familiares en otro estado de la República.

Se subraya el hecho de que el ex secretario de Seguridad Pública de Iguala, Felipe Flores, fue detenido a unos pasos de la vivienda de Soledad Hernández Mena, hija de Arturo Hernández Cardona. El señor Nicolás se encuentra sin ninguna medida de protección por lo que decidió no presentarse a rendir su declaración al Juzgado Primero Penal Federal de Matamoros.

Finalmente, considero fundamental hacer un llamado a las autoridades competentes para que sin mediar trámites administrativos engorrosos y complejos, den cumplimiento a la solicitud hecha por el Relator para México de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y otorguen todas las medidas de seguridad pertinentes a efecto de que el señor Nicolás Mendoza Villa pueda coadyuvar con el esclarecimiento de una serie de delitos perpetrados en contra de diversos compañeros de lucha y se pueda hacer justicia tanto para Nicolás como para los familiares de las víctimas.

Comments are closed.