Querétaro, Querétaro, 13 de julio de 2021.  Es a través del color y la hermandad entre el grafismo netamente mexicano combinado con los detalles del arte flamenco que la artista Lourdes Villagómez presentó la exposición del arte del festival titulada “Volando en libertad”.

El corte del listón de la exposición estuvo a cargo de Paulina Aguado, Secretaria del Cultura; Adriana Covarrubias, directora del Festival, Papús Van Saenger, director del Museo de arte de Querétaro.

En su intervención, la artista que se caracteriza por su visión positiva y un amor profundo por sus raíces, comentó que su objetivo es “compartir la cultura y la tradición de México”, por ello cada una de sus obras tienen un significado simbólico que integran y celebran la belleza, el color y la alegría.

Posteriormente se completó el evento con una actuación de María Juncal acompañada de la actriz Marta Zamora: “Soy yo… tu pensamiento”, una obra singular al abordar el inevitable diálogo entre la artista y su propio pensamiento, en esa relación de dependencia y de autoconocimiento. María Juncal, tan espectacular como siempre, vuelve a demostrar en esta actuación porqué está considerada como una de las bailaoras flamencas más importantes del panorama internacional. Se hizo acompañar de David Caro a la guitarra y las voces de Manuel Tañé y Jesús Corbacho. Cantes de ida y vuelta en la voz de Corbacho (Milonga) y seguiriyas en la de Tañé. “Las palabras que dejamos por los rincones”… y el pensamiento quiere apoderarse del ser. Por granaína para terminar… “Y al final, como escucho el latido de mi corazón, quiero escucharte siempre”. Interesantísima propuesta artística que nos ha emocionado.

Más tarde el festival cambió de sede, esta vez en Plaza Fundadores, con México Emerge, en el que se dio muestra del gran talento que hay en la danza con la presentación de las ganadoras del “Encuentro de Academias”, que convocó a más de 17 academias de México y de Argentina. Una convocatoria que les permite acceder a una bolsa de premios de 120.000 pesos.

Las ganadoras dieron cátedra con 6 coreografías: Danza contemporánea con CUATRO, del Ballet Juvenil Proart Danza Clásica; ALEGORÍA, de Elisa Pérez sobre un Intermedio de una famosa zarzuela con danza clásica; RÉQUIEM A LA CHATA, de Latidos con mantón y bata de cola emulando mariposas; JUEGOS DIÁSTEROS, de Matices en formato de compañía; LA LLAVE DE MIS SUEÑOS, de Tania Kuri, interpretando flamenco clásico; TLALI POR BULERÍA, de Paulina Ruiz con música en vivo, y sin duda, la coreografía más genuinamente flamenca.

La jornada cerró con la actuación especial de Pablo Egea, interpretando guajiras, martinete y seguiriyas, con el cante de Jesús Corbacho, la guitarra de David Caro y Lolo a la percusión; en lo que ha resultado ser una impecable puesta en escena. Egea, alejado del concepto racial del flamenco, se constituye como una simbiosis sin fisuras entre el flamenco ortodoxo y la danza española, exhibiendo una indiscutible elegancia natural y un exhaustivo dominio de las formas escénicas y de la técnica. Un maestro que bien merece el reconocimiento internacional que ya tiene.

Otro día en que Ibérica Contemporánea nos regala una buena dosis de magia y de arte con una presentación cuidada y respetuosa con la música, la danza, los artistas y sobre todo, con los espectadores. Seguimos…