Ciudad de México, a 25 de junio 2020 (PERIODISMOENACCION.COM / NOTICIASCD.MX).- Diputados del PAN en el Congreso de la Ciudad de México propusieron castigo de hasta 10 años de cárcel a conductores que agredan con objetos o amaguen con armas a otras personas en la vía pública, además de retirarles de forma definitiva las concesiones al transporte público y la licencia de manejo al o los inculpados. También que las agencias automotrices, por ley, soliciten exámenes psicológicos al futuro comprador de unidades.

Los panistas, Héctor Barrera y Federico Döring proponen cancelar el uso del automóvil a conductores con indicios o experiencias psiquiátricas adversas a la paz social o con antecedentes penales, dentro de los esquemas viales.

Por el video en redes sociales de un taxista atacando a un conductor con familia abordo en su auto e incluso, frente a un policía de la Ciudad de México, los diputados panistas Federico Döring Casar, Héctor Barrera Marmolejo y Luis Mendoza Acevedo, decidieron ir juntos una legislación de cuatro puntos.

Los diputados expresaron que si no fuera por las denuncias ciudadanas en redes sociales, sería imposible detectar a todo tipo de #LordsVolante sueltos, representando riesgos para el resto de automovilistas.

Añadieron que son las mismas víctimas, quienes bajo su astucia, logran registrar en fotografía o en video, los momentos exactos de las agresiones, las cuales llegan a ser calificados como tentativa de homicidio o daño a propiedad ajena.

Estos dos aspectos, deben ser fortalecidos en ley para ir poco a poco retirando a automovilistas que “son dañinos para la sociedad”.

Además, proponen que las imágenes de cara de los agresores sean subidas a las plataformas de las policías locales para boletinar sus actitudes y sean identificadas en caso de que se vayan a la fuga.

Döring, Barrera y Mendoza, desde sus respectivas trincheras, señalaron que más allá de los ataques verbales o físicos, es más grave que en tiempos de pandemia, los agresores evadan también el uso de cubrebocas, dejando latente el riesgo de contagio por coronavirus persona a persona.

De acuerdo a los panistas, aún hay mucha gente sin creer en la enfermedad y no atiende al llamado del uso de mascarillas o gel antibacterial, pero en momentos de agresiones viales, la transmisión del virus crece.

Por ello, evitar este tipo de situaciones entre conductores en la vía pública tiene dos aristas, acabar con estos escenarios violentos y coadyuvar en frenar los índices de contagio por estos conflictos.

Los diputados locales Federico Döring, Héctor Barrera y el federal, Luis Mendoza, detallaron que la próxima semana presentarán la iniciativa correspondiente para no permitir que más personas violentas circulen por las calles de la ciudad y del país, intimidando a los automovilistas y poniendo en riesgo sus vidas por actitudes emocionales.