Pese a que Hidalgo se mantiene en semáforo epidemiológico naranja, en la región del valle de Tulancingo fueron clausurados antros, bares y salones de fiesta en los que además de no acatar las medidas sanitarias para prevenir contagios de covid 19 se organizaron desde fiestas de Halloween hasta eventos de lucha libre.

Los eventos fueron detectados y suspendidos en los municipios de Santiago Tulantepec y Tulancingo, donde personal activó un operativo conjunto de supervisión de los establecimientos.

En Santiago Tulantepec fue concretada la clausura de La Bandida, mientras que Reglamentos y Sanidad de Tulancingo ejecutó la clausura de “El Nido del Cuervo” y “Pragga”, en los tres casos por rebasar el ingreso de personas, y no atender protocolos elementales de operatividad para protección ante la actual pandemia, tales como, uso obligatorio de cubrebocas, sana distancia, tapete sanitizante y distribución de gel alcohol.

En el bar Pragga además fue suspendido una función de lucha libre que se organizó, pese a que estos eventos están prohibidos por ser deportes de contacto físico y representar un foco de contagio a la cepa viral.

En materia de salones de fiestas también se actuó contra un establecimiento por la organización de un evento de Halloween en la calle Pablo Casals, de la colonia Jardines del Sur, pues al interior había 200 personas, siendo esto un grave de riesgo por la alta exposición a contagios al Covid- 19.