Desde las 09:30 horas, el ex director de Pemex, Emilio Lozoya comparece de manera virtual y en privado ante un juez federal, que este día tendrá que definir su situación legal, que son dos opciones: que ordene prisión preventiva (que prácticamente es un hecho) o libertad.

CIUDAD DE MÉXICO, 28 de julio, (CDMX MAGACÍN).—Desde las 09:30 horas, el ex director de Pemex, Emilio Lozoya comparece de manera virtual y en privado ante un juez federal, que este día tendrá que definir su situación legal, que son dos opciones: que ordene prisión preventiva (que prácticamente es un hecho) o libertad.

Lozoya Austin regresó de España hace más de 10 días, por voluntad, para enfrentar las acusaciones en su contra por asociación delictuosa, operaciones con recursos de procedencia ilícita y cohecho, en los casos de presuntos sobornos de Odebrech y un posible fraude en el caso de la planta de Agronitrogenados.

Desde que Lozoya volvió al país, la Fiscalía General de la República (FGR) le concedió 10 días para que fuera atendido y valorado en un hospital al sur de la capital mexicana, pues presuntamente presentaba un cuadro de anemia y afección gástrica.

La audiencia es de carácter privado porque así lo establece la Ley para las audiencias iniciales (a diferencia del resto del proceso que sí debe ser público). El juez está valorando las pruebas en contra de Emilio Lozoya, para dictar una resolución.

En caso de ser sometido a proceso y que se le dicte prisión preventiva, Emilio Lozoya podría enfrentar su juicio en libertad bajo caución, toda vez que al estar apegado al programa de testigos protegidos (conocido legalmente como “criterio de oportunidad”), se le podría conceder este beneficio a cambio de información que permita esclarecer los fraudes en el caso de Odebrecht y de la planta de agronitrogenados.

Con esta información, podrían llevarse a juicio a otros altos funcionarios del sexenio anterior, principalmente el ex titular de la Secretaría de Hacienda y de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, y el ex presidente Enrique