Congreso CDMX pide a Profepa aplicar sanciones por caso Black Jaguar-White Tiger

0
104

Diputados del Congreso de la Ciudad de México pidieron a la titular de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Blanca Alicia Mendoza Vera, que revise la situación legal de la Unidad de Manejo para la Conservación de Vida Silvestre, mejor conocido como UMA, denominada “Gran Santuario Mexicano Jaguar Negro-Tigre Blanco o Black Jaguar-White Tiger” y aplique las sanciones correspondientes con relación a las acusaciones de abandono y maltrato de felinos y otros ejemplares de vida silvestre, e informe sobre el resultado de las actuaciones y el destino de estas especies para asegurar su bienestar.

En un punto de acuerdo presentado durante la sesión de la Comisión Permanente del órgano legislativo, el diputado Martín Padilla Sánchez detalló que “según diversos videos y fotografías que circulan en las redes sociales, en sus instalaciones se encuentran muchos felinos en condiciones de abandono, sin alimento, sin cuidados médicos y sin espacios adecuados para su subsistencia”.

“De hecho, aseguró, se advierte que muchos de ellos presentan heridas expuestas y diversos niveles de desnutrición. Incluso existen evidencias de que varios ejemplares ya han muerto de hambre y otros han perdido la vida al desangrarse por comerse y arrancarse su propia cola”.

Precisó que en términos del artículo 350 Bis del Código Penal aplicable a la Ciudad de México, se considera un delito la realización de actos de maltrato o crueldad en contra de cualquier especie animal no humana, causándole lesiones, por lo que se le impondrá de seis meses a dos años de prisión y de cincuenta a cien días de multa.

El vicecoordinador de la Asociación Parlamentaria Alianza Verde Juntos por la Ciudad expuso que “existen terribles testimonios de que algunos animales han sido sacrificados, mientras que otros han llegado a devorarse entre ellos”.

Acotó que en México las Áreas Naturales Protegidas, las Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA) y el Programa de Pago por Servicios Ambientales son instrumentos promovidos por la federación y los estados para contribuir a la conservación IN SITU de la biodiversidad, los ecosistemas y sus servicios ambientales.

En particular, agregó, las Unidades de Manejo para la Conservación de Vida Silvestre, mejor conocidos como UMA, son predios de ejidos, comunidades particulares e instituciones gubernamentales. Su propósito es integrar estrategias ecológicas, económicas y sociales a fin de reproducir vida silvestre y promover la conservación.

Otros de los instrumentos impulsados por el Gobierno Federal son los Predios o instalaciones que manejan vida silvestre en forma confinada, fuera de su hábitat natural, mejor conocidos como PIMVS, los cuales se constituyen como criaderos intensivos, viveros, jardines botánicos o similares, en los cuales se maneja vida silvestre de manera confinada con propósitos de reproducción controlada de especies o poblaciones, para su aprovechamiento con fines comerciales.

En la Ciudad de México existen varias UMA´S o PIMVS, ejemplo de ellos son los Zoológicos de Chapultepec, de Aragón y el de los Coyotes, dijo.

No obstante, también existen otros que están a cargo de asociaciones y fundaciones, como es el caso de la Fundación “Black Jaguar- White Tiger” o en español, Jaguar Negro Tigre Blanco, la cual, según información pública, obtuvo en el año 2015 el registro como PIMVS ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y se ubica en el Kilómetro 36 de la Carretera Picacho Ajusco, en la alcaldía Tlalpan.

 

Comments are closed.