CIUDAD DE MÉXICO, a 27 de julio 2020 (PERIODISMOENACCION.COM / NOTICIASCD.MX).- Este viernes, el Congreso de la Ciudad de México aprobó que las terapias de conversión, que pretenden “reconvertir” a homosexuales en heterosexuales, sean consideradas como delito al atentar contra el libre desarrollo de la personalidad e identidad sexual.

El castigo que se contempla para quienes apliquen este tipo de terapias en personas menores de 18 años de edad o persona que no tenga la capacidad para comprender el significado del hecho, va de 2 a 5 años de prisión y de 50 a 100 horas de trabajo comunitario, por lo cual es un paso histórico para las leyes de la Ciudad, así lo consideró la diputada local de Morena, Guadalupe Aguilar Solache.

La legisladora y Vicepresidenta de la Comisión de Igualdad de Género en el Congreso capitalino recordó que las terapias de conversión o ECOSIG (Esfuerzos para Corregir la Orientación Sexual e Identidad de Género) son “tratamientos” psiquiátricos, psicológicos y hasta espirituales, con la finalidad de cambiar la orientación sexual, la identidad, o la expresión de género de aquellas personas diferentes a una heterosexualidad binaria cisgénero. Sesiones que prometen “curar” a quienes se sometan a las mismas, cuando en realidad son un tipo de tortura para las personas LGBTQ+.

“Durante mi participación en el foro en el marco del Día de la Diversidad, refrendé mi pleno y permanente compromiso con los grupos de atención prioritaria como lo es la comunidad LGBT+, pues es tiempo ya, que legislemos por garantizar el ejercicio de sus derechos y permita su pleno y libre desarrollo”, refrendó Aguilar Solache.

Hace unos días, la Diputada presentó un punto de acuerdo durante la comisión permanente y se aprobó que los días 28 de cada mes sean considerados “Días de la Diversidad” con la finalidad de visibilizar a este sector de la población e implementar acciones concretas que permitan su pleno y libre desarrollo.  

Considerada durante mucho tiempo como una conducta reprobable y una enfermedad mental ‘curable’, la homosexualidad logró salir definitivamente de la lista de trastornos cuando en 1990 la Organización Mundial de la Salud (OMS) la excluyó de la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y otros Problemas de Salud, mencionó la Diputada.

Guadalupe Aguilar que actualmente no hay registro de las personas afectadas por este tipo de ‘terapias’, pero datos de CONAPRED muestran que las personas afectadas muestran que se han atendido 21 planteamientos relativos a terapias de conversión en su departamento de orientación entre 2017 y 2019.

Con la aprobación del dictamen, la Ciudad de México se coloca a la vanguardia en el castigo de este tipo de las mal llamada ‘terapias de reconversión’, como Brasil (1999), Ecuador (1999), China, España (Madrid y Valencia), Australia (2017), Sudáfrica y Malta. 

“Por ello sin lugar a dudas, es histórico para la capital y el país en su conjunto, pues se esta dando un mensaje contundente, de que la Ciudad de México es la Capital de los Derechos”, recalcó Aguilar Solache.