Cuestiona diputado destino de mil 938 MDP para mantenimiento de altavoces; duda de cifra de funcionamiento del 97.5%

Duda de cifra de funcionamiento del 97.5%

Ciudad de México, 23 Junio  (CDMX MAGACÍN).-Tras el sismo de esta mañana, el presidente de la Comisión de Protección Civil del Congreso local, Héctor Barrera Marmolejo, lamentó que al día de hoy, los altavoces de la Ciudad no funcionen al 100 por ciento.

Si bien hay daños menores en la capital, el legislador del GPPAN cuestionó la cifra que la jefa de Gobierno reportó sobre el funcionamiento del 97.5 por ciento de los altavoces, y señaló que es necesario conocer el estándar de mantenimiento.

Recordó que la CDMX no puede seguir experimentando en sismos y hoy en día, el C5 tiene un presupuesto de mil 938 millones de pesos para el mantenimiento del total de los aparatos del sistema de alertamiento que hay en la Ciudad, pero no se ha ejecutado nada para el rubro.

Señaló que tiene vecinos que le han avisado de varias partes de la Ciudad, que no escucharon las alarmas sísmicas y se enteraron del temblor, gracias a las noticias o las aplicaciones en sus dispositivos móviles.

Subrayó que el funcionamiento, al 100 por ciento de los sistemas del C5, son cruciales para estos momentos, ya que daría ventaja para ejecutar evacuaciones en edificios o inmuebles que alberguen a numerosas familias.

Barrera adelantó que presentará un Punto de Acuerdo para conocer los estándares exactos y programas de mantenimiento que Juan Manuel García Ortegón, titular del C5, ha dado al sistema de alarma sísmica en lo que va del año.

En el caso de las instalaciones del Congreso local, Barrera informó que todo se encuentra en revisión y es posible descartar daños mayores en los inmuebles de la Legislatura. Aprovechó para felicitar la disciplina de las y los ciudadanos para lograr que no hubiera mayores daños tanto para la integridad de las personas como para terceros.

Agregó que la Jefa de Gobierno, ahora con el control discrecional y “mañoso” del Presupuesto, no tiene pretexto para invertir en mejorar y dejar al 100 por ciento los altavoces, sin descuidar la pandemia.