El diputado Magdaleno Rosales volvió a generar polémica luego que el pasado fin de semana celebró los 15 años de su hija Kimberly, en el municipio de Soledad de Doblado, en medio de la pandemia por el covid 19 y de los constantes llamados de las autoridades y de los propios legisladores debido al número de contagios.

En entrevista, el diputado justificó el festejo diciendo que lo hizo como padre y porque su hija le insistió para que le hiciera la fiesta a la que dijo, «solo convocó a un aproximado de 100 a 120 personas».

Al finalizar la sesión extraordinaria de este miércoles, el legislador salió huyendo, pero fue alcanzado por los medios de comunicación y solo respondió que era un compromiso con su hija.

Regañó a los reporteros al señalar que en otros eventos de su partido, como la campaña realizada por el aspirante a dirigente estatal, Esteban Ramírez Zepeta, ha congregado a más de mil personas «y eso no lo cubren».

La fiesta hubiera pasado desapercibida, pero el propio diputado subió imágenes y videos a sus redes sociales, solo que después de las críticas bajó el material.

Hace unas semanas el diputado Magdaleno Rosales también causó polémica al ponerse al descubierto que en la nómina del Congreso estaba inscrito su hijo, con un salario de 15 mil pesos mensuales, lo que señalaban como un acto de nepotismo.

En su defensa, Rosales aseguró que otros políticos en el pasado lo habían hecho y repartió culpas, pues reveló que familiares de otros legisladores también cobraban en la nómina del Legislativo.