Ciudad de México a 16 de Abril (ESFERA EMPRESARIAL/CÍRCULO DIGITAL).-Con el compromiso de difundir los avances en vacunación y acercar a la población las mejores opciones para el cuidado de su salud, la Asociación Mexicana de Vacunología (AMV), en conjunto con Laboratorios Liomont realizó la donación de Flublok®, la primera vacuna biotecnológica recombinante en México contra la influenza, en el Hospital Universitario de Puebla de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

“Para la Asociación Mexicana de Vacunología es muy importante realizar este tipo de actividades para proteger a los trabajadores de la salud de nuestro país, esto se logra gracias a alianzas con el sector público y privado para brindar todas las opciones con el único objetivo de prevenir enfermedades infeccionsas por medio de la inmunización como es el caso de la influenza.”, aseguró el Dr. Raúl Romero Cabello, coordinador académico y de relaciones públicas de la AMV.

La donación de las 500 vacunas para la comunidad universitaria de la BUAP se realizó gracias a la participación de Laboratorios Liomont como parte de la responsabilidad social que tiene con los trabajadores de la salud y la población de nuestro país, cumpliendo su compromiso con la investigación y desarrollo que permite ofrecer productos específicos de última tecnología para satisfacer las necesidades de salud emergentes.

“En el marco de nuestro 80 aniversario queremos reforzar este compromiso con la sociedad a través de poner al alcance de los mexicanos nuestro primer producto biotecnológico Flublok®, una vacuna recombinante contra la influenza”, señaló Alejandro Urendez Flores, gerente grouper éticos de la línea respiratoria de Laboratorios Liomont.

Flublok®

Flublok® ha sido reconocida como la primera vacuna innovadora en su tipo, al ser la única de origen recombinante en el mundo que ofrece diferenciadores significativos frente a las vacunas tradicionales que, en su mayoría, se elaboran a partir de embriones de pollo.

Principales diferenciadores:

–       Vacuna libre de proteína de huevo, por lo que es segura para su aplicación en personas alérgicas a la proteína de huevo.

–       Vacuna libre de conservadores, antibióticos, formaldehido, gluten y otros agentes.

–       Vacuna compuesta de hemaglutinina concordante a las cepas designadas por la OMS.

–       Eficacia probada en mayores de 18 años.

“Sabemos que la influenza es un padecimiento sensible que se modifica durante el año, por lo que la aplicación de estas vacunas a los trabajadores de la salud los protege a ellos y a los pacientes con los que tienen contactos, lo cual puede contribuir a la reducción del padecimiento en México y en el mundo. Agradecemos estas iniciativas por parte de la Asociación Mexicana de Vacunología y de laboratorios Liomont que se preocupan por acercar a la sociedad vacunas de última tecnología y alta calidad”, finalizó el Dr. José Luis Gandar Ramírez, director de la Facultad de Medicina de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.