/COMUNICAE/

Vesta ofrece opciones de edificios flexibles en Silao con características ideales para la industria en post-pandemia

La pandemia introdujo nuevos modelos de construcción, como son las construcciones flexibles. En cuestiones habitacionales, las casas de campo se transformaron en refugios integrales en vez de espacios habitados ocasionalmente. En cuanto a oficinas, miles de metros cuadrados de espacio dejaron de ser útiles, mientras que los espacios comerciales se han visto en la necesidad de luchar por sobrevivir ante el embate de las compras en línea, lo cual aceleró la tendencia de reconversión de estos espacios para otro tipo de usos.

Entre todos los aspectos que la pandemia ha convertido en un reto, destaca el uso de edificios para negocios e industriales. De allí se deriva preguntarse: ¿qué es una construcción flexible industrial? Un edificio industrial flexible es aquel que se adapta a las necesidades de una amplia gama de clientes: es como un lienzo en blanco.

Estos espacios son modulables, con gran adaptabilidad, fácil acceso y con la posibilidad de movilidad fluida. De esta manera, prospectos y clientes que buscan etapas de crecimiento con disponibilidad de espacio inmediato de buena calidad y cerca de su operación actual o nueva encuentran una solución en empresas de desarrollo y renta de espacios industriles que están a la vanguardia en desarrollo y construcción industrial flexible.

En este sentido, Vesta está un paso más allá en cuanto a la flexibilidad, un estado de tecnología y de edificios inteligentes a los que sus edificios industriales ya están preparados para adaptarse.

Los edificios flexibles de Vesta incluyen amplios patios de maniobra, permanencia a largo plazo de clientes que desean crecer su operación en el mismo lugar, knockouts para crecer la disponibilidad de docks en caso de que la operación instalada así lo requiera, espacios amplios entre columnas y disponibilidad de espacio inmediato de buena calidad y cerca de la operación actual o nueva.

De esta manera, Vesta se convierte en aliado de los clientes para crecer en conjunto, no solo en espacio.

La pandemia ha hecho consciente a los inversionistas de la posibilidad de futuras crisis, que pueden ser políticas, causadas por otro virus, por el cambio climático u otras crisis que aún son inimaginables. Por ello, el diseño de Vesta está comprometido con estándares eco-eficientes, el aumento de certificaciones ambientales durante los próximos años y el respeto del medio ambiente y de las comunidades donde sus naves y parques están instalados, con altos estándares de Ambiente, Sociedad y Gobernanza (ASG ó ESG por sus siglas en inglés).

Vesta ofrece estos espacios flexibles en su parque en Guanajuato Puerto Interior. Este espacio estuvo a la vanguardia en muchos aspectos cuando fue creado, ya que sentó la tendencia de tener todo lo necesario para realizar la producción y tener negocios de manera eficiente y completa en el mismo lugar (manufactureras, oficinas, escuelas, hotel y servicios de salud y de emergencia, entre otros).

En este parque, Vesta cuenta con 20,433 metros cuadrados para ocupación inmediata y todas las ventajas mencionadas anteriormente.

Fuente Comunicae