Los fanáticos del baloncesto se reunieron en Los Ángeles este martes para recordar a Kobe Bryant, un año después del día en que el legendario exjugador de la NBA, su hija Gianna y otras siete personas fallecieran en un accidente de helicóptero.

Los aficionados depositaron flores y recuerdos de Los Ángeles Lakers en un monumento improvisado fuera del Staples Center, la arena donde Bryant se convirtió en un ícono de la ciudad a lo largo de dos décadas de carrera.

Bryant, de 41 años, su hija y otros pasajeros murieron el 26 de enero del año pasado cuando el helicóptero en el que viajaban se estrelló contra una ladera en Calabasas, en momentos en que reinaba la niebla en la zona.

En una publicación en Instagram, la viuda de Bryant, Vanessa, publicó una carta que había recibido de uno de las mejores amigas de su hija. Una parte del texto decía: «Probablemente hayas escuchado esto, pero si alguna vez me convierto en madre, espero que mi hija resulte exactamente como la tuya».

Vanessa Bryant agregó en la publicación: «Extraño mucho a mi bebé y a Kob-Kob también. Nunca entenderé por qué/cómo esta tragedia pudo haberles sucedido a seres humanos tan hermosos, amables y asombrosos».

La inesperada y trágica muerte del exjugador generó de inmediato la movilización de artistas callejeros que con murales a gran escala en las calles de Los Ángeles rindieron tributo al campeón.

Dentro del campo, una emotiva temporada-2020 para los Lakers culminó en octubre pasado con LeBron James liderando al equipo a su primer campeonato de la NBA en 10 años.

El equipo no jugará este martes y no planea un homenaje formal a Bryant cuando juegue en Filadelfia el miércoles.