Se ejercerán 180 millones de pesos en 179 proyectos. Pedimos se amplíe el plazo para la ejecución hasta el mes de marzo, precisó.

Hay irregularidades en ejercicio 2019, se votó por construcción de un piso en deportivo, pidieron a vecinos firmar de recibido pero quedó en obra negra, afirma.

En la alcaldía Tlalpan “nosotros no vamos a utilizar ni el presupuesto participativo ni el de los programas sociales ni ningún otro en un tema político, lo vamos a hacer de forma institucional y sobre todo de forma legal, incluso en zonas en donde no me haya ido bien en la elección pasada, eso no importa, lo importante es que los proyectos se puedan realizar y que sea lo que se votó”, afirmó la titular de esta alcaldía, Alfa González Magallanes.

Explicó que en esta demarcación hay un presupuesto de 180 millones de pesos para ejercer en 179 proyectos vecinales, sin embargo, dijo que el presupuesto participativo implica un procedimiento muy complejo en el que no sólo juegan un papel importante las Comisiones de Participación Comunitaria (COPACO), sino que además se tiene que instalar un Comité de Ejecución y Vigilancia de Obra que son los que supervisan que el proyecto que votó la ciudadanía sea lo que se ejecute.

Por ello, puntualizó González Magallanes, si bien se amplió el plazo para la contratación, también pedimos se amplíe el plazo para la ejecución hasta el mes de marzo porque es muy complicado concluir una obra en un mes como se plantea y en el caso de que no se ampliara el plazo “tendríamos que hacer adjudicaciones directas”.

Indicó que el proceso de integración de las COPACO, en el caso de Tlalpan, comenzó entre mediados y finales de septiembre, es decir, mientras estaba la transición entre el gobierno saliente y el entrante.

Puntualizó que algunos proyectos, “se validaron más que por viabilidad, por asuntos políticos y les dijeron que sí tienen un dictamen de que es viable, cuando en realidad no cumplen con los requisitos, ese es el problema más grave que tenemos y ahora hay que aclararle a los vecinos que utilizar el presupuesto participativo de forma político-electoral”.

Asimismo, dio a conocer que encontró diversas irregularidades en el ejercicio del presupuesto participativo de 2019 en el que se votó por hacer un primer piso en un deportivo pero se quedó en obra negra y le pidieron a los vecinos que firmaran de recibido, entonces “hay un perjuicio al erario y a la voluntad de lo que los vecinos votaron”.

La alcaldesa de Tlalpan precisó que “vamos a ejercer dos años de presupuesto participativo 2020 y 2021” y aún en estas circunstancias “estamos trabajando a marchas forzadas para poder cumplir con lo que hasta ahorita todavía establece la ley en términos de plazos” y lo que votó la población. Se está trabajando en la alcaldía en 5 zonas con reuniones presenciales y vía zoom, “estamos casi por definir qué proyectos sí son viables y cuáles no”, concluyó.