• Son instrumentos útiles pero fueron manejados sin transparencia y de forma discrecional, destacó el jurista

El procedimiento para la extinción de dominios públicos debe de realizarse con máxima publicidad a fin de garantizar una efectiva rendición de cuentas y evitar caer nuevamente en opacidad y discrecionalidad, esto en el contexto de la extinción de más de 100 fideicomisos que aprobó el Senado de la República este martes, indicó el Abogado Constitucionalista, Dr. Fredy Erazo Juárez.

El también Coordinador para el Desarrollo Democrático y de Procesos Electorales de la Mesa Directiva del Senado, indicó que al tomar medidas para extinguir de forma masiva estos Fideicomisos, es necesario realizar un análisis de manera profunda y participativa para entender cuáles han fallado y el motivo, así como en qué se podría mejorar.

Para ello es necesario que la Secretaría de Hacienda y la Secretaría de la Función Pública, brinden certeza e informen ampliamente el proceso, en cumplimento a la Ley de Austeridad y el Decreto Publicado de la Extinción de los Fideicomisos, puntualizó el Abogado Constitucionalista.

Erazo Juárez señaló que ante la polémica desatada en torno a este tema, los legisladores deben ponderar la utilidad de los fideicomisos en cada caso, y las implicaciones en lo que se refiere a las garantías de los Derechos Humanos.

Los fideicomisos, explicó el Dr. Fredy Erazo, son instrumentos financieros útiles, ya que permiten crear reservas y destinar recursos exclusivamente para fines públicos, como gestionar recursos, desarrollar proyectos de infraestructura, apoyar a la educación, en algunos casos garantizar a grupos mejoras en sus vidas o para atender casos de contingencia ambiental o de salud.

Sin embargo, puntualizó el Jurista, es una realidad que se han regido con poca transparencia y de manera discrecional, por lo que era necesario poner atención al tema para ir en busca de corregir lo necesario.