Dentro de los foros de Parlamento Abierto hacia una nueva Ley en materia de Aguas de la Ciudad, se hizo un diagnóstico de la situación en la Alcaldía Álvaro Obregón

La falta de planeación en la factibilidad de agua para el desarrollo inmobiliario que ha sido legado de administraciones anteriores en la alcaldía Álvaro Obregón, ha propiciado una crisis hídrica que deriva en hundimientos, inundaciones y asentamientos irregulares, de ahí que la expedición de la Ley en materia de Aguas de la Ciudad es elemental para el desarrollo humano.

En el marco de los foros de Parlamento Abierto hacia una nueva Ley en materia de Aguas de la Ciudad, la Presidenta de la Comisión de Gestión Integral del Agua en el Congreso local, Guadalupe Aguilar Solache resaltó el legado de corrupción de administraciones anteriores en Álvaro Obregón, provocando el crecimiento de desarrollos inmobiliarios irregulares a quienes se les destina la mayor cantidad del líquido.

Además de la corrupción que ha provocado una crisis hídrica en la demarcación, añadió la Diputada, se debe actuar con corresponsabilidad, pues toca a todos tener una nueva cultura del agua, “cierto, hay muchas desigualdades, pero debemos buscar abatir esos desequilibrios que hay en repartición del agua”.

Al hacer uso de la palabra la congresista de Morena, Valentina Batres destacó la importancia de preservar los cuerpos de agua existentes en Álvaro Obregón, mediante consultas a efecto de que la comunidad determine su uso y destino.

Para el diputado local por Álvaro Obregón, Eduardo Santillán, en esa demarcación una de las principales problemáticas es el tema del agua establecido en diversos aspectos: garantizar el suministro de agua en la alcaldía, la necesidad imperiosa de la recarga de los mantos acuíferos y los servicios acuíferos que representa la alcaldía para la ciudad, además del desarrollo urbano e inmobiliario y el abasto.

El legislador resaltó que uno de los principales retos es cómo bombear agua a las zonas altas de Álvaro Obregón, e incluir en el marco jurídico que los pueblos y comunidades originarias se les garantice el aprovechamiento y uso de sus manantiales.

En su participación, la congresista de Morena, Isabela Rosales resaltó la grave situación en la que se encuentra la alcaldía y dijo que Álvaro Obregón se ubica con semáforo rojo en la calidad del agua, es decir hay presencia de algunos contaminantes, además de la presencia de fugas de entre el 40 y 50% en la red hidráulica.

El Diputado panista, Pablo Montes de Oca señaló que en Álvaro Obregón la problemática principal es la inseguridad y el abastecimiento de agua, pues a lo largo de varias administraciones y en la actual se ha actuado de manera permisiva para otorgar permisos en desarrollos inmobiliarios que generan mayor consumo del líquido.

El especialista, Luis Fueyo Mac Donald reflexionó sobre el problema del agua en la capital y dijo que la Ley de Aguas de la Ciudad debe incluir en su articulado tres dimensiones: la jurídica, política, ambiental y social. “El gobierno federal, local y alcaldías deben tener un compromiso fundamental para la gestión integral del agua”, determinó.