La guerra por desarrollar la vacuna millonaria es real.

Son 10 los grupos de laboratorios e institutos que en este momento se encuentran en la última curva de la carrera para tener primero la vacuna contra el covid-19. En la competencia están empresas como Pfizer, AstraZeneca, Moderna y, por supuesto, la firma china CanSino Biologics y el instituto ruso Gamaleya.

La competencia no sólo implica salvar a millones de personas de la enfermedad respiratoria potencialmente mortal, sino que se traduce en importantes ganancias, de ahí la insistencia de las empresas por dar a conocer sus avances.

Prueba de que esta carrera genera rendimientos es el CEO de Pfizer, Albert Bourla, que justo el día en que se anunció 90% de efectividad en su vacuna, vendió 62% de sus acciones. De una jornada para otra, el ejecutivo ganó casi tres dólares por título vendido, pues previo al evento, las acciones de la farmacéutica Pfizer costaban 36.40 dólares y al cierre del lunes, fecha del anuncio, 39.20 dólares. Ahora Bourla puso en su cuenta 5.6 millones de dólares.

La china Cansino Biologics es otra empresa cuyas acciones subieron como la espuma gracias a la carrera por el antídoto. Si sus títulos valían 59.85 dólares de Hong Kong a principios de enero (158.89 pesos aproximadamente), actualmente rondan los 150.50 dólares hongkoneses (399.56 pesos), lo que implica un rendimiento de 151% en el año.

Esta compañía acaba de anunciar, con bombo y platillo, que lanzó el ensayo clínico fase III de su candidata a vacuna en México, lo que significa que reclutará a 15 mil personas para demostrar su eficacia.

Además, en octubre pasado, CanSinoBIO también firmó un acuerdo de compra anticipada con el gobierno de México para suministrar 35 millones de dosis.

UNOS CON RETRASOS

La carrera de AstraZeneca ha sido más accidentada. La firma, con la que se alió Carlos Slim, tuvo un pequeño tropiezo cuando se dieron a conocer efectos secundarios de su candidata y tuvo que suspender temporalmente los ensayos. Pese a ello, en el año sus acciones han tenido un rendimiento de casi 20%. La que sí se “voló la barda” fue Moderna, sus acciones han ganado alrededor de 328%.

Para Andrés Maza, analista de GBM, llegar primero a la meta tendrá un impacto diferente, en cuanto a ventas, dependiendo de la empresa. Si gana Moderna, el efecto sería superior, porque aún es pequeña en comparación con el gigante farmacéutico Pfizer, que ha tenido otros best sellers como Viagra o Lipitor.

Pfizer tiene un acuerdo por dos mil millones de dólares para distribuir su vacuna, pero vende más de 50 mil millones de dólares cada año, Moderna es más pequeña”, comparó.

Sin embargo, “una cosa es llegar y otra es empezar a producir y distribuir. Las empresas están trabajando en negociar capacidades, suministros, etc.  Por eso también lo que se necesita es que haya varias vacunas exitosas, porque un laboratorio no puede solito”, dijo Maza.

¿Y SPUTNIK?

Luego de que Pfizer anunció que su candidata a vacuna contra el covid-19 tiene 90% de efectividad, el Centro Nacional Gamaleya de Epidemiología y Microbiología de Rusia envió un comunicado, para afirmar que su vacuna tiene una efectividad de 92%.

Para Juan Pablo Galicia, analista político y consultor, el interés de Rusia por anunciar sus avances en la lucha contra el covid-19 está relacionado con la búsqueda de nuevos socios comerciales.

Rusia está aprovechando la ventana de la pandemia y la carrera por la vacuna para tener la palanca que los meta en otras negociaciones con países de la región”, explicó.

¿PARA CUÁNDO?

Una vez que la vacuna esté aprobada, faltarán algunos pasos para que llegue a nuestro país. Según Fernando Fon, Director de Asuntos Médicos y Regulatorios de la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF), primero, la vacuna debe ser aprobada por la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), por lo que el gobierno está trabajando con los diferentes actores en la materia para lograr que el antídoto llegue a tiempo.

TODO LO QUE SUBE…

Mientras los laboratorios se acercan a la meta, los precios de las empresas tecnológicas se desinflan. En días recientes los inversionistas con posiciones en firmas como Amazon y Zoom vendieron sus acciones para tomar ganancias. El mismo lunes Amazon perdió 5.06% y Zoom menos 17.37%.

El rally que ha habido en la bolsa, desde marzo para acá, ha estado concentrado en tecnológicas, en general todas estas empresas están ayudando a que la normalidad actual funcione, el comercio en línea, el trabajo a distancia”, comentó Maza.

Sin embargo, la buena racha de esas compañías en el mercado podría cambiar una vez que esté la vacuna y termine la pandemia, por lo que las empresas cuyas acciones tenderán a subir serán las que estuvieron más afectadas por el covid-19, como las aerolíneas, las empresas de turismo y las cadenas restauranteras, ahí estarán las nuevas fortunas.