El 03 de junio pasado elementos de la Guardia Nacional adscritos a la zona de Mérida, Yucatán, detuvieron a dos personas que transportaban 318 kilos de pulpo sin documentación alguna, especie que es protegida por veda biológica.

Autoridades de CONAPESCA revisaron la carga a bordo de una camioneta. Al interior de bolsas de plástico negro trasladaban producto marítimo. Los ocupantes no contaban con los permisos legales correspondientes que respaldaran la mercancía por lo que solicitaron el apoyo de la Guardia Nacional para presentar ante las autoridades correspondientes a las personas que trasladaban en 16 bolsas de plástico la fauna acuática.

Las personas, el vehículo y el producto marino, fueron presentados ante la Fiscalía General de la República en la entidad para las investigaciones correspondientes.

No logran engañar a elementos de la Guardia Nacional
Ese mismo día la Guardia Nacional detectó una carga de 25.4 toneladas de pulpo en la estación fitozoosanitaria de la Carretera Mérida-Campeche en el municipio de Halachó, Yucatán, con documentación que no acreditaba la legalidad de la mercancía de una empresa marisquera a bordo de un tráiler.

Los elementos de la Guardia Nacional se percataron que las facturas registradas y el código QR arrojaron diferentes datos de los que presentó el chofer impresos, por lo que dieron parte a Conapesca quien finalmente confirmó que dicha documentación no avalaba el producto en veda. Por tal motivo se procedió a la detención del chofer y el aseguramiento de la mercancía.

Fueron aseguradas 24 tarimas con mil 77 cajas de cartón con pulpo refrigerado. El total del peso fue de 25 toneladas 428 kilos de producto marino denominado pulpo rojo o pulpo maya especie que es protegida por veda biológica en la fecha de la detención.

En el Informe de Investigación Criminal de la Carpeta de Investigación FED/YUC/MER/0000249/2021 se especifica que en la verificación de las facturas entregadas para la revisión en el portal del SAT, la factura A 3072 con fecha de 03 de junio del 2021 expedida por la empresa MASPESCA S.A de C.V. está registrada a las 14:40 horas, “es decir después de haber sido escoltado el tracto camión con el producto pesquero hasta la caseta fitozoosanitaria del km 100 y haberse realizado el acta de inspección por parte del personal actuante de CONAPESCA y con solo cinco minutos de diferencia de la hora en que fue detenido por la Guardia Nacional”.

La autoridad determinó “por lo que resulta material y jurídicamente imposible acreditar el producto con un documento expedido después de los hechos que originaron la presente indagatoria” se desprende el documento en poder de la Fiscalía General de la República de la Unidad Administrativa de Yucatán.

La FGR solicitó a CONAPESCA “validar los formatos de inventarios de existencia de especies en veda con número de folio 17989 y 17990, y si dicho inventario avala la factura A-3072 del 03 de junio del 2021 expedida por MASPESCA S.A DE C.V.”

En respuesta, día 04 de junio los documentos fueron corroborados y se validaron como expedidos por la empresa en cuestión, pero se especifica que “no se observa registro alguno del descuento en dichos inventarios aplicado con la factura A-3072 de 03 de junio con fecha y hora de certificación 14:40” lo cual indica que omitieron acudir a la oficina de pesca para que el responsable de la misma realizara el descuento correspondiente.

Por los hechos anteriores la mercancía, la unidad y el chofer quedaron a disposición de las autoridades.

MASPESCA S.A. DE C.V. del empresario Manuel Sánchez González, también presidente de la Unión de Armadores y regidor del municipio de Progreso en la fecha del aseguramiento, tiene décadas en el mercado marisquero por lo que conoce a la perfección los procedimientos y la documentación requerida para el traslado de pulpo en veda. En esta ocasión la práctica quedó al descubierto por elementos de la Guardia Nacional.

El pasado 29 de junio en conferencia de prensa, casi un mes después del aseguramiento de su carga, el empresario Sánchez González denunció malas prácticas de las autoridades ante el problema de la pesca ilegal y advirtió “en Yucatán no van a haber abrazos, sino madrazos porque la gente ya está cansada y va a defender lo que es suyo”.

Operativos constantes
Por acciones similares a estos operativos se han logrado asegurar especies en extinción como un cargamento que trasladaba buche de totoaba en el aeropuerto de Cancún Quintana Roo en un paquete proveniente de Hermosillo Sonora donde fueron decomisados 27 ejemplares deshidratados.

Se suma al decomiso de buche de totoaba y pepino de mar realizado en el Aeropuerto Internacional de Querétaro del paquete con destino a Tamaulipas con 65 ejemplares de ambas especies.

El Código Penal Federal establece en su Artículo 420 que “se impondrá pena de uno a nueve años de prisión y por el equivalente a trescientos a tres mil días multa, a quien ilícitamente:

II.- Capture, transforme, acopie, transporte o dañe ejemplares de especies acuáticas declaradas en veda”.