• Por la ineptitud y errores de Corral y su equipo se le vinieron abajo 35 casos y 5 años de trabajo contra el exgobernador de Chihuahua

A tan sólo dos meses de que termine su gestión al frente de la gubernatura de Chihuahua, Javier Corral perdió 35 casos contra el exgobernador de Chihuahua César Duarte, con lo que tiró por la borda el trabajo de casi cinco años que fue emblema de su gobierno.

De acuerdo con el análisis jurídico del caso, su equipo elaboró de forma equivocada procedimientos con base en una ley caduca. Pasaron cuatro años de la llamada Operación Justicia instrumentada por el Gobierno de Javier Corral para castigar los actos cometidos por Duarte y todo terminó con una pifia.

Así, Corral y sus colaboradores cerrarán sin resultados en poco más de dos meses, por lo que la opinión pública y el gobierno electo de Maru Campos, ya señalan que Javier Corral y sus colaboradores hicieron todo mal, burlándose así de los chihuahuenses.

De acuerdo con colaboradores del propio Javier Corral que pidieron no revelar su identidad, el mandatario estatal dedicó su gobierno entero a perseguir a Duarte y ni eso pudo hacer bien. “Mal los expedientes, mal su Fiscalía y sólo se trató de un mal show mediático sin oficio legal ni político”.

Destaca la estupidez e incapacidad del Gobierno del estado, por lo que en los próximos días el gobierno electo de Maru Campos, emitirá una postura firme condenando tal ineptitud.

Los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvieron que los casos de responsabilidades administrativas deben ser atendidos bajo la norma nacional y no la local, es decir, con la Ley General de Responsabilidades. Esto provocó que 35 casos contra el exgobernador César Duarte promovidos por el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, se desplomaran.

Dicha resolución causó la pérdida de 5 años de avance de la llamada Operación Justicia, por lo que las autoridades estatales deberán reponer los procesos con la Ley General y no la local.