TRAS LA PUERTA DEL PODER

Roberto Vizcaíno

 

Luego del rechazo sufrido por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador, la cúpula de los organismos industriales integrados a Concamín con la presidencia de Francisco Cervantes, acordaron ayer con Ricardo Monreal continuar una estrecha colaboración cercana al Senado en búsqueda de obtener los mayores beneficios para México con la entrada en vigor del T-MEC.

Durante un largo diálogo, virtual, a distancia, no exento de duros cuestionamientos por parte de los dueños del capital hacia la gestión de López Obrador, de quien dijeron: “no nos quiere… y ha tomado decisiones que han provocado una fuerte pérdida de confianza y fuga de capitales”, Monreal insistió en señalarles que por sobre todos los dichos, habrá respeto al Estado de Derecho, no afectación a inversiones, y nada de llevar a México al modelo ni de Cuba ni de Venezuela.

En el encuentro virtual con Monreal participaron Francisco Cervantes, presidente de Concamín; Alejandro Malagón, vicepresidente; Raúl Picard, presidente de la Comisión de Comercio interno; Juan Pablo García, presidente de la Comisión de Enlace legislativo; Manuel Pérez Cárdena, jefe de la oficina de la Presidencia de Concamin y exdiputado federal del PAN, y Guillermo Funes, presidente de CANEFARMA.

A ellos el líder de la mayoría de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política les garantizó puertas abiertas y diálogo ajeno a la confrontación. Y sobre todo una colaboración para escucharlos durante la elaboración de dictámenes de reformas o leyes que sean de su interés.

En el caso de las 6 leyes que se debatirán los días 23 y 24 de este mes en un Extraordinario a fin de preparar la apertura del T-MEC, quedó Monreal de darles acceso a los dictámenes antes de que sean presentados al Pleno para su aprobación o rechazo.

Previamente los empresarios expresaron a Monreal su desconfianza hacia el gobierno de López Obrador y su incertidumbre ante la debilidad en que ha caído la economía mexicana, sin contar que AMLO los ha alejado.

Receptivo, el zacatecano les pidió tolerancia ante un estilo muy personal manifestado por López Obrador, quien sin embargo ha sido respetuoso del Estado de Derecho, dijo.

Frente a este escenario se comprometió en seguir como un puente de entendimiento y acercamiento entre el sector productivo y el gobierno federal.

Y consideró que en la segunda parte de este sexenio podría darse un reencuentro entre los dueños del capital y el Presidente de la República.

Francisco Cervantes, presidente de Concamin agradeció a Monreal su apertura a escuchar y responder los cuestionamientos del sector industrial y subrayó que ciertamente los empresarios mexicanos viven hoy un desencuentro con López Obrador.

“… no hemos roto las relaciones con el gobierno federal, pero sí hay un distanciamiento”. Otro de los empresario sintetizó el desencuentro con un comentario: “el palo ya está dado, y no hay confianza”.

Concamin representa a un sector que cuenta con 4 millones 773 mil 995 empresas de las cuales 4 millones 535 mil 210 son micro -tienen entre 2 y 10 trabajadores-; 188 mil 371, es decir el 3.94 por ciento son pequeñas empresas con entre 11 y 50 plazas laborales; y sólo 39 mil 614 son consideradas medianas; mientras que hay 4 mil 891 grandes corporaciones, con más de 251 trabajadores.

Luego del largo diálogo de conciliación, acuerdos y acercamientos Monreal y los representantes de Concamin coincidieron en señalar que el T-MEC requiere por el lado del Gobierno y el Legislativo la emisión de Leyes y Política que impulsen la creación de valor agregado y una mayor capacitación de la mano de obra mexicana para garantizar mejores ingresos y una alta calidad de los productos mexicanos de exportación.

Monreal, habló de la necesidad de actuar con amor y compromiso por México,  “para lo cual debemos trabajar unidos y poder superar los estragos que deje la pandemia, además de aprovechar las oportunidades que traiga consigo la puesta en marcha del T/MEC, que si bien no es la panacea, representa un mercado de 35 billones de dólares”, indicó.

Pidió a los industriales dejar atrás los enconos, los enfrentamientos y la desconfianza y se comprometió a enviarles los dictámenes correspondientes de las leyes por armonizar antes de la entrada en vigor del T/MEC, donde se han recogido las propuestas del sector industrial.

Y estuvo de acuerdo en que desde el gobierno se tienen que generar las condiciones propicias para facilitar la transformación industrial.

Pidió reconocer y aceptar que habrá problemas para los que hagan negocios sucios, para las empresas fantasmas, para los que facturan falsamente, “aunque sabemos que el 99 por ciento de los industriales no se dedican a eso, y no les interesa el conflicto”, concluyó. Atrás a encono y desconfianza, es momento e dar paso a la unidad, llama Monreal a industriales

¡CUIDADO!, LA PANDEMIA NO ESTÁ DOMINADA

Al indicar que la reactivación económica debe darse de manera gradual, y sin negar que la pandemia no ha sido controlada, la doctora Alejandra Méndez Pérez, directora de la Clínica Sansce, especializada en capacitar a empresarios, industriales, trabajadores, obreros y personal de salud en detección de infectados, atención a enfermos y a sus familiares y cercanos,   y alertó que en esta pandemia en México están muriendo más hombres que mujeres, y sobre todo jóvenes.

Influye en ello el tabaquismo, la obesidad y la hipertensión, y porque los hombres jóvenes acostumbran a enfrentar más los riesgos.

Del ingreso a una nueva normalidad, dijo que para comenzar los mexicanos deberán entender que será necesario hacer muchos cambios y adecuaciones, ya que la curva de contagios y muertes siguen en aumento.

Regresar a trabajar demandará de la aplicación de protocolos muy rigurosos y exigencias preventivas incluso personales como el cabello recogido en las mujeres, y corto en los hombres. Así como la eliminación de bigotes y barba.

Se deberá evitar el uso de collares, aretes y corbatas y el uso continuo de cubrebocas, mantener sana distancia y todos los cuidados de higiene extrema.

La doctora Méndez Pérez, lleva ya casi tres meses impartiendo sus conocimientos médicos en la capacitación de obreros y empresarios, así como de personal médico y sanitario en el manejo de la pandemia.

La capacitación incluye detección de enfermos, atención a infectados y diagnostico a quienes se les detecten algunos síntomas.

De ahí se parte para dar seguimiento también a la familia y se les hace saber el protocolo de comportamiento para evitar que la enfermedad se propague entre todos sus integrantes.

RIVERO, UN ALCALDE SINGULAR

La crisis sanitaria que vivimos no solo ha traído enfermedad y muerte, sino una gravísima crisis económica que ya afecta a millones de personas.

No hablamos del millón de desempleados, sino del cierre de decenas de miles de pequeños negocios.

En este contexto, Octavio Rivero, alcalde de Milpa Alta, impulsa el programa “Misión para la Solidaridad Económica” en apoyo de unos 2 mil 550 pequeños negocios, muchos de ellos familiares, que busca salvar no sólo estas fuentes de empleo, sino toda una cadena de abasto, producción y servicios.

En forma inicial este programa cuenta con 5 millones de pesos que seguramente va a ser ampliado con la participación de entidades financieras, organismos empresariales y fundaciones nacionales y extranjeras.

Entre los beneficiarios se localizan comerciantes de mercados públicos y otros de vía pública registrados.

Rivero centra su mayor esfuerzo en la aplicación de un gasto social donde la salud es primero y que ahora incluye impulsar la reactivación económica.

Por lo pronto es quizá el único de los alcaldes que en la Ciudad de México aplica un programa de financiamiento a pequeños empresarios mientras se controla la pandemia en la capital del país.

 

rvizcainoa@gmail.com / Twitter: @_Vizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa