CDMX, noviembre 2020.- Cuentan que la manzana de la discordia en el tema del Congreso de la Ciudad de México, es un tal José Juan Reyes quien funge como Subdirector de Información, y quien llegó a Comunicación Social de la mano de Ella Grajeda, fiel escudera de Leonel Luna y sus secuaces.

Dicen que el famoso ‘Pepe Joe’, se vendió con la saliente Coordinador de Comunicación Social, Jaqueline Rico, como el personaje ideal en el área pues ‘conoce a todos los reporteros de la fuente’. 

Pero resulta que sus alianzas son con gente cercana a las filas de lo que queda del Sol Azteca en el Congreso de la capital.

Suficiente motivo para que los diputados perdieran la confianza en su recomendada en la Coordinación de Comunicación Social, quien ya estaba repartiendo el organigrama para sus amigos con los que se reunió en un café a lado del Metro Allende.

EN XOCHIMILCO, su titular Carlos Acosta tiene obras por todos lados que han resultado ser interminables y deficientes, y con múltiples quejas de los Comités Vecinales sobre todo por la mala ejecución de los proyectos del presupuesto participativo 2019.

Y es que la mochada por esa obras se las lleva Víctor Olvera, director de Obras de Xochimilco, quien está aliado a un grupo de empresas que son propiedad de su ‘madrina’, personaje que viene desde la administración de Avelino Méndez, anterior delegado en Xochi.