La austeridad de López Obrador dejó sin seguimiento ni atención casos urgentes de prevención, acoso y hostigamiento a las personas que acuden a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, lamentó el GPPAN.

Este año, el ente sufrió un recorte presupuestal, es decir, un retroceso severo, tomando en cuenta que los delitos de desaparición están aumentando, así como los feminicidios.

“Con este recorte se impidió y se vio truncado el acompañamiento legal a mil 874 personas y tampoco se pudo entregar los apoyos mensuales a las más 5 mil víctimas que son atendidas en los 32 centros de atención integral en el país”.

El diputado Héctor Barrera posicionó hoy en la Sesión Solemne con motivo de la entrega de la Medalla al Mérito por la Defensa de las Víctimas 2020, en donde dijo que es necesario que más actores y activistas se sumen para auxiliar y favorecer a las personas en calidad de víctimas.

“Por lo que la sociedad civil y personas como nuestra Galardonada, a pesar de no contar con el apoyo del gobierno han continuado con su gran labor en pro de los derechos de las víctimas, lo que enaltece aún más su labor”.

Barrera aprovechó para extender un reconocimiento a todos los organismos de la sociedad civil que realizan actos tendientes a la defensa de víctimas. “Resaltando que los organismos civiles son la voz de quienes no han sido atendidos y conforman una parte fundamental de las múltiples denuncias que son ignoradas y que los gobiernos en turno se niegan a atender”.