Sandra Cuevas, alcaldesa electa en Cuauhtémoc, intenta calmar a los manifestantes ante la presencia de elementos de la SSC.

CDMX, 30 agosto 2021.- Con el miedo de que manifestantes se concentraran en la esquina de Donceles y Allende, la mayoría de los diputados salientes de Morena en el Congreso de la Ciudad de México, hicieron la petición al Gobierno capitalino para que implementara un operativo para cerrar todos los accesos a esa parte emblemática del Centro Histórico.

Desde el fin de semana, se desplegó un dispositivo con elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), con la finalidad de cerrar el paso. Al viejo estilo priísta, la represión y la violencia no se hizo esperar ante el intento de los alcaldes electos de oposición de querer ingresar.

La porrocracia, como lo calificaron los diputados panistas, denunciaron las agresiones en contra de la alcaldesa electa por Álvaro Obregón, Lía Limón, así como a la alcaldesa electa de Cuauhtémoc, Sandra Cuevas, quienes buscaban ingresar para dar una conferencia en las escalinatas de Donceles y Allende.

La intención de los alcaldes de oposición era impedir la votación de algunos dictámenes durante la última sesión del Congreso local, como la homologación de los colores de las corporaciones policiacas, restando atribuciones a las alcaldías, así como el referente a la Ley de Publicidad Exterior.

Al inicio de la sesión de este lunes, los diferentes grupos parlamentarios manifestaron su inconformidad por el cerco desplegado a las afueras del Congreso e hicieron un llamado a la policía y al gobierno de la capital a evitar cualquier acto de violencia y represión.