El actor escocés Sean Connery, una de las últimas grandes leyendas del cine, inmortalizado por su rol como el agente secreto James Bond, ha fallecido a los 90 años de edad, según ha confirmado su familia a la cadena BBC.

Connery, retirado desde hace años de la gran pantalla, deja tras de sí un legado ilustre de películas como ‘Robin y Marian’ (Richard Lester, 1976), ‘Los Intocables de Elliot Ness’ (Brian De Palma, 1987) o sus grandes colaboraciones con el director Sidney Lumet, como ‘La Ofensa’ (1973).

El actor se hizo acreedor de un Oscar al Mejor Actor Secundario, precisamente por su aparición en ‘Los Intocables’, dos premios de la academia del cine británico y tres globos de oro.

La primera ministra escocesa Nicola Sturgeon dijo que se sentía consternada'' por la noticia.
<blockquote>
Nuestra nación llora a uno de sus hijos más queridos'', dijo.</blockquote>
En una carrera variada, Connery protagonizó siete filmes de James Bond, empezando por
Dr. No» (El satánico Doctor No) en 1962. Su interpretación definió al elegante y seductor agente secreto para una generación de fans.