CDMX, 10 noviembre 2020.- La realidad que poco a poco se construye a partir de la violenta irrupción del Covid-19 plantea una modificación en todos los aspectos del quehacer cotidiano, incluidos los ámbitos políticos y administrativos. En ese sentido, la Diputada local, Guadalupe Aguilar Solache propuso ante el Congreso capitalino, una iniciativa con la se pretende adicionar una fracción XLIV al Artículo 6 y se reforma el Artículo 89 de la Ley de Transparencia Acceso a la Información Pública y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México.

Ante su exposición, la legisladora ponderó la importancia de fortalecer los procesos de transparencia a los que se ciñen los sujetos obligados, pues de acuerdo con especialistas la transparencia es, “condición necesaria, más no suficiente, para que los gobiernos sean imputados por sus acciones, es decir, que la responsabilidad pública les pueda ser imputada”.

Para hacer efectivo ese principio, el Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México, vigila constantemente que los 147 sujetos obligados que hay en la capital, cumplan con la normatividad respectiva, situación que eventualmente puede dificultarse por los mismo efectos de la pandemia, pues entre las acciones tomadas para mitigar su impacto, se suspendieron varias acciones administrativas y muchos de los procedimientos rutinarios ahora se efectúan con apoyo de la tecnología.

Entre las medidas tomadas, indicó, se encuentran la suspensión de términos y plazos en procedimientos administrativos y trámites que se realizan en las Dependencias, Órganos Desconcentrados, Entidades de la Administración Pública y de las Alcaldías de la Ciudad de México, así como lo relacionado a la suspensión de plazos y términos en materia de transparencia. 

Tras prácticamente ocho meses de confinamiento el Pleno del INFOCDMX, aprobó reanudar los plazos y términos a las solicitudes de forma gradual por cada uno de los sujetos obligados, así como para la recepción, substanciación, práctica de notificaciones, resoluciones y seguimiento a los recursos de revisión en materia de acceso a la información, lo que conlleva el regreso a las actividades de los Órganos Colegiados denominados Comités de Transparencia, razón por la cual se creé indispensable poder contar con un elemento más que abone a dar legitimidad a los acuerdo tomados por dichos Comités.

La reforma planteada por la Diputada consiste en hacer públicas las sesiones celebradas por el Comité de Transparencia de los Sujetos Obligados, mediante la transmisión por sus canales oficiales. Eso con el fin de conocer  de primera mano los procesos de análisis y discusión dentro de las Comités; así mismo, se pretende crear un acervo videográfico de las sesiones y las resoluciones.

En las sesiones también podrán participar como invitados permanentes, los representantes de las áreas que decida el Comité, y contarán con derecho a voz. En los casos de sujetos obligados que no cuenten con estructura orgánica, las funciones de Comité de Transparencia las realizará las de los sujetos obligados que operan, coordinan, supervisan, vigilan, otorguen recurso público o la explotación del bien común.