CIUDAD DE MÉXICO, a 23 de julio 2020 (PERIODISMOENACCION.COM / NOTICIASCD.MX).- Vecinos de Álvaro Obregón se oponen al proyecto de las escaleras eléctricas que la ‘ausente’ alcaldesa Layda Sansores busca construir en la zona de barrancas, la cual tiene un costo de 80 millones de pesos, mismos que no fueron consultados por el Concejo ni aprobados por el Congreso local. 

El diputado local del PAN, Pablo Montes de Oca, comparó esta obra que inició el miércoles, con el inconcluso Tren Interurbano México-Toluca, que ha durado años sin avanzar y muy costoso para los contribuyentes. 

Layda Sansores, subrayó Montes de Oca, ni siquiera está en la alcaldía Álvaro Obregón atendiendo a los vecinos, anda ocupada en lograr la candidatura de MORENA al gobierno de Campeche y buscando la forma de hacer ahorros para gastar en ese anhelo. 

Desde el Congreso capitalino, mencionó, apoyará a los vecinos de la alcaldía que exigen ayudas sociales para aminorar los efectos de la pandemia. 

El diputado e integrante de la Comisión de Transparencia y Combate a la Corrupción, habló que apoyará en los amparos a  los colonos afectados por estas obras, quienes demandan, mejorar los servicios públicos como alumbrado, más policías, drenaje y agua en sus hogares.

La participación de la policía local durante el primer día de la obra, muestra que la alcaldesa teme a la organización vecinal que no aprueba su idea de construir estas escaleras mecánicas. 

Confió en que no sea necesario el uso de la fuerza pública para contener a los ciudadanos que no quieren ese proyecto, pero que sí demandan obras de rehabilitación social, lo que dará pie a los amparos.