A sus 90 años, todos los días la señora María sale a las calles a ganarse el pan. Sus ojos cansados y sus piernas casi inmóviles, luchan por llegar a las calles de la alcaldía Cuauhtémoc, cerca del Centro Histórico, donde religiosamente instala un humilde puesto de tortas y jugos que con mucho trabajo realiza cada mañana. Sin embargo, la lucha por la cuota que se disputan funcionarios de la Alcaldía y el Gobierno de la Ciudad, se lleva entre las patas a quienes tienen derecho al trabajo.

Así como doña María, cientos de trabajadores en vía pública padecen a diario la lucha de intereses entre funcionarios, pues el cobro de piso representa una caja chica para la Alcaldía y otros funcionarios, quienes llegan a pedir de 200 a más de mil pesos por metro, dependiendo la temporada.

En las calles de Corregidora, en el Centro Histórico, la señora María llegaba todas las mañanas, hasta que en días pasados, gente que portaba chaleco de la Alcaldía Cuauhtémoc, y personal del Gobierno de la Ciudad, así com uniformados de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, le arrebataron el derecho a tener un trabajo. Su pequeño y humilde puesto, instalado en un inservible carrito de tienda departamental, terminó en el Juzgado Cívico, así como sus pertenencias.

“Nadie me paga los días que tengo sin trabajar. Tengo que salir a pedir prestado. Afortunadamente, la persona que nos ayuda a poner nuestro puesto me ha apoyado, pero ya estoy cansada, no puedo con este problema”, alcanza a declarar la señora María.

Actualmente, en el Congreso local se analiza una serie de iniciativas para reconocer el trabajo de las personas no asalariadas, donde se incluye a los comerciantes en el espacio público, como Doña María, quien asegura que con la ley conocida como ‘Chambeando Ando’, se logrará reconocer su trabajo.

La tasa de informalidad laboral en América Latina y el Caribe llega al 47.7%, lo que indica que hay cerca de 140 millones de trabajadores en esas condiciones en la región.

CLAVES:

2,500 vendedores ambulantes cuantificados en el Centro Histórico

$500 a $10,00 pesos cobran por derecho de piso, depende la temporada

$200 pesos al Juez Cívico para liberar mercancía y puesto

Daniel Campos Plancarte, subdirector de reordenamiento en vía pública, funcionario que retiene los puestos

 

Foto: Dago Guerra