CIUDAD DE MÉXICO, a 30 de julio 2020 (PERIODISMOENACCION.COM / NOTICIASCD.MX).- Recientes y casi sincronizadas renuncias de legisladores capitalinos a sus respectivos grupos parlamentarios, todos aliados de Morena; refleja por una parte que los desacuerdos y pugnas intestinos en la fracción mayoritaria y partido en el poder, terminaron por fraccionar las bancadas debida a desacuerdos ideológicos, como lo argumentaron.

Pero a prácticamente dos años de Legislatura y en vísperas de la renovación de la Junta de Coordinación Política, se teme que las rupturas parlamentarias escondan la verdadera intención de fortalecer a la fracción del PES y que tenga opción de ocupar la presidencia de la JUCOPO, que por ley le corresponde a la tercera fuerza política representada, en este caso al PRD.

Si el vaticinio es acertado, el Congreso carecerá de seriedad y estabilidad por permitir el chapulineo, que para el actual titular de la JUCOPO, Mauricio Tabe, puede también considerarse como chantaje entre las fracciones para fichar legisladores.

«No pueden estar brincando de un grupo parlamentario a otro, sino van a estar chantajeando, o se va a prestar a la política de chantajes de grupos»parlamentarios y va a perder estabilidad el Congreso de la Ciudad de México, por estar en el fichaje de diputados», dijo el panista en entrevista para MX Político.

La normativa vigente impide que los legisladores que queden sin partido se adhieran a una fracción distinta a la que renunciaron, sin embargo, la historia reciente indica que en el Congreso capitalino se acomoden los lineamientos para empujar las disposiciones de la mayoría o del ejecutivo, como en la designación de Ernestina Godoy; como Procuradora en un primer momento y posterior ascenso a Fiscal General.

No obstante, indicó Tabe Echartea a este medio, no existen las condiciones para que se modifiquen las disposiciones, «se tendría que modificar la Ley Orgánica para permitir su adhesión, cosa que sería una pésima señal», señaló al advertir un eventual desastre si se abre la posibilidad de intercambio entre bancadas, pues el Congreso se tendrá que acostumbrar a operar en medio de una disputa constante de unos contra otros, de subasta de legisladores.

No obstante, una de las escindidas del PT, Leonor Gómez Otegui, otrora comprometida militante del tricolor; presentó una iniciativa con proyecto de Decreto por el que se reformarían diversas disposiciones de la Ley Orgánica y el Reglamento del Congreso de la Ciudad de México en materia de movilidad parlamentaria. para permitir el llamado «chapulineo», aunque para Tabe, no existen las condiciones para que se modifique la Ley Orgánica.

Al día de hoy, la fracción perredista tiene 5 Curules y el PES ocupa dos, en tanto que ya suman 6 legisladoras y legisladores sin partido, ya por si mismos ocuparían la tercera fuerza en el inmueble de Donceles y Allende. De estos seis, dos pueden considerarse opositores a Morena, Evelyn Parra y Guillermo Lerdo de Tejada; antes perredista y priista, respectivamente.