CDMX, octubre 2020.- Todavía no empiezan las campañas políticas y, en Coyoacán el Partido Verde ya tuvo una disputa al interior de sus dirigentes, todo por integrar a sus filas a personas non gratas para líderes históricos de dicho organismo político.

Nos comentan que Hugo Hernández, coordinador del Verde en esa Alcaldía, había creado un grupo de apoyo para el partido, pero el día de ayer decidió darlo de baja luego de que Jesús Sesma, líder del PVEM en la CDMX, inaugurara el módulo de atención ciudadana de la demarcación y presentara como parte del equipo a personajes de muy mala reputación como Ramón Flores y Salvador Frausto.

 

En el último mensaje de Hugo se lee: “Sinceramente me ofende y mucho. Para mi la dignidad es el pilar básico de cualquier derecho, sin embargo se quebranta muy fácil, pues es frágil e irreparable, queda en lo profundo de la conciencia. Hay tres tipos de dignidad, una de ellas la siento quebrantada, es por eso que he decidido finiquitar este grupo. Muchas gracias”.

No es para menos el reclamo, pues existen audios que señalan a Ramón Flores pidiendo cuantiosas cantidades de dinero, lo que lo llevó a ser separado de su cargo como concejal y ahora los imponen para dirigir la alcaldía, con lo que hacen a un lado a Hugo y otros líderes políticos del Verde que han hecho carrera política desde sus inicios y ayer fueron desplazados. Mala jugada la de Sesma.