• Que intervenga la Fiscalía General de la República; que la Secretaría del Trabajo suspenda su registro a un sindicato “esquirol” y que el INAH investigue daños a teatro patrimonio de la humanidad

 

El Grupo Parlamentario de Morena en el Senado de la República condenó enérgicamente la violencia de la que fue víctima el senador Napoleón Gómez Urrutia en Zacatecas, cuando un grupo de porros impidió la presentación de su libro “El Triunfo de la Dignidad” y demandaron a la fiscalía General de la República una investigación penal para que los hechos no queden impunes.

En conferencia de prensa, el senador Napoleón Gómez Urrutia, presidente de la Comisión del Trabajo y Previsión Social, relató que un grupo de más de 300 porros atacó el Teatro Fernando Calderón, donde arrancaron una de las principales puertas, rompieron cristales y mobiliario de este inmueble declarado patrimonio de la humanidad, para impedir la presentación de su libro, en un acto de vandalismo que calificó de fascista:

“El día de ayer en Zacatecas, Zacatecas, tuvimos un acto bochornoso, una provocación, una agresión de un grupo de Gorilas, de gánsteres, de golpeadores, de porros pagados y enviados por la empresa grupo Peñoles de Alberto Bailleres González, también por el director de la compañía Peñoles en Fresnillo, Octavio Alvídrez y por supuesto, del títere que utilizan para manejar esos golpeadores un exdiputado federal que ellos mismos compraron hace tiempo, Carlos Pavón Campos”.

El senador José Narro Céspedes, quien iba a participar en la presentación del libro, resaltó la obra que ha dejado el Sindicato Minero Metalúrgico con el senador Gómez Urrutia y pidió que los hechos sean castigados con todo el rigor de la ley:

“Se trata verdaderamente de actos bochornosos. Por eso nosotros planteamos que la Fiscalía General de la República atraiga el caso; que el Instituto de Antropología e Historia intervenga, pues es un daño a edificios patrimonio cultural de la humanidad, que presente la renuncia correspondiente. Y que la Secretaría del Trabajo suspenda el registro de ese sindicato que se ha construido a través del esquirolaje, de los golpeadores, de porros, de la violencia, de esquilmar el fruto de los propios trabajadores mineros de la unidad Peñoles de Fresnillo”.

Por su parte, César Cravioto Romero, vocero del Grupo Parlamentario de Morena en el Senado de la República, informó que ya pidieron una cita en la fiscalía General de la República, para exigir se castiguen los hechos.

“Todos los senadores del grupo parlamentario de morena asumimos este reclamo, nos solidarizamos con el senador Gómez Urrutia y le pedimos a las autoridades que intervengan. Este   hecho no puede quedar impune y tiene que castigarse a los autores materiales, pero también a los autores intelectuales de este lamentable hecho”, concluyó Cravioto Romero.