CDMX, 08 octubre 2020.- Raymundo Martínez Vite, alcalde de Tláhuac, se sigue ganando el mote de ‘lo peorcito de Morena’, pues además de ser una demarcación que padece la corrupción en obras, crímenes, colonias contagiadas por la pandemia, falta de pruebas para diagnosticar al virus, ahora se suma la escasez de vacunas contra la influenza en los Centro de Salud que administra el gobierno del ‘profe’.

A ocho días de haber arrancado la campaña de vacunación, esta demarcación no tiene las dosis suficientes para cubrir la demanda de la población y el alcalde Raymundo Martínez Vite no ha movido un sólo dedo por gestionar los insumos ante la secretaria Oliva López Arellano.

Por ello, los diputados locales Christian Von Roehrich y Federico Döring, así como el legislador federal Luis Mendoza Acevedo, lamentaron que exista la omisión al grado de poner en riesgo la salud de las personas por el hecho de no molestar al gobierno central.

“Tienen a la gente suplicando la vacuna y rezando por sus vidas, tomaremos acciones inmediatas para preservar la vida de los habitantes de Tláhuac y llevar ante las autoridades esta omisión”.

Señalaron que presentarán un Punto de Acuerdo, el primero al Congreso local y otro más en San Lázaro, con la finalidad de conocer el número de vacunas con las que cuenta actualmente el gobierno de Claudia Sheinbaum.

Y además, se precise la universalidad del antídoto para la población, ya que no sólo es un tema de salud, sino también de respeto a la Constitución local, donde se señala que el Estado tiene la obligación de cubrir las necesidades básicas de cada citadino.

Añadieron que en Tláhuac hay mucho rezago y no sólo por la ubicación o lejanía de la urbe capitalina, sino por la gestión de su autoridad que va de la mano con la negligencia.

Los panistas reprobaron que el alcalde Vite tenga otro tipo de intereses que no es una sólida agenda social para Tláhuac, sino que es un asunto político.

Von, Döring y Mendoza advirtieron que han visto al alcalde recorriendo las colonias, pero no como una actividad ciudadana, sino que es acompañado de operadores de MORENA que simplemente buscan “amarrar” adeptos internos rumbo a su posible reelección, situación que debe dar visto el Instituto Electoral CDMX, ya que está regalando cisternas y pidiendo a cambio, credenciales del Instituto Nacional Electoral.