• La Dirigencia Estatal calificó como un certero ataque a la división de Poderes y el Estado de Derecho de la ciudad, otorgar al gobierno atribuciones que no le corresponden.

• El gobierno de Claudia Sheinbaum tendrá el poder de hacer recortes presupuestales a alcaldías, órganos autónomos y entidades desconcentradas, sin la participación del Congreso.

Ciudad de México, 20 Junio  (CDMX MAGACÍN).-El grupo parlamentario de Morena en el Congreso de la Ciudad de México traicionó a la ciudadanía y más de 30 años del proceso histórico y democrático de la capital al aprobar de manera servil las reformas a la Ley de Austeridad, que otorgan a la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, poder para controlar y recortar de manera discrecional el presupuesto público, pasando por encima de las facultades del propio Congreso, afirmó la dirigencia estatal del Partido de la Revolución de Democrática (PRD) en la Ciudad de México.

Nora Arias Contreras, Brenda Villena Guillén y Carlos Estrada Meráz, declararon que lo hecho por el gobierno de Claudia Sheinbaum en comparsa con el grupo parlamentario de Morena, es un atentado a la Ciudad y sus habitantes, así como a la división de Poderes y el Estado de Derecho, pues dieron al gobierno atribuciones que no le corresponden, lo que ha colocado a la capital en un retroceso histórico parecido al de la regencia.

“La conducta que ayer tuvieron los diputados de Morena en el Congreso deben prender los focos rojos a todos los ciudadanos, ya que otorgaron a la jefa de gobierno facultades que no le competen, quien de forma autoritaria ahora controlará y dispondrá del presupuesto., Hoy el orden democrático está en duda en nuestra ciudad”, alertaron.

Denunciaron que con estas reformas a la Ley de Austeridad, Transparencia en Remuneraciones, Prestaciones y Ejercicio de Recursos de la Ciudad de México, la jefa gobierno Claudia Sheinbaum, a través de la Secretaría de Administración y Finanzas, tendrá el poder de hacer recortes presupuestales a las dependencias, alcaldías, órganos autónomos y entidades desconcentradas, dejando fuera de esa facultad al Poder Legislativo y a la ciudadanía que representan.

Los perredistas llamaron a los habitantes de la Ciudad de México a no confundirse ni distraerse con el tono de emergencia y transparencia que quiere dar el gobierno local a las reformas a la Ley de Austeridad, con las cuales controlará a sus anchas los recursos públicos, pues indicaron lo importante es que no se pierda de vista la traición a la democracia que consumaron los diputados de Morena.

“Aquí lo que está en juego es la historia de lucha de generaciones por establecer un orden democrático en la ciudad, pues con una acción autoritaria se atentó contra el Poder Legislativo al aprobar esta reforma que representa un grave debilitamiento a la división de Poderes”, resaltaron.

El PRD señaló que no permitirá que se consume este retroceso a la vida democrática de la Ciudad y se disfrace como una medida emergente para beneficiar a la población que padece las consecuencias de la emergencia sanitaria, esto solo es un pretexto para debilitar las instituciones, en este caso el Congreso, los organismos autónomos y las alcaldías.

Finalmente, la dirigencia perredista manifestó que aprobar al vapor una reforma para otorgar al gobierno el control de presupuesto público, obedece también a querer disponer del dinero público de manera discrecional ante el proceso electoral en puerta.

El pasado 14 de diciembre, el pleno del Congreso de la Ciudad de México aprobó un presupuesto de egresos de 238 mil 975 millones de pesos para el ejercicio fiscal 2020, ahora este recurso está bajo el control absoluto del Gobierno de Claudia Sheinbaum.