Las y los coyoacanenses fuimos anfitriones de una de las fiestas más bonitas e importantes del año como es la conmemoración de nuestros difuntos, celebración que se dio en un ambiente de orden y tranquilidad entre las decenas de miles de familias que acudieron al corazón del centro histórico de la alcaldía, uno de los puntos más importantes para el turismo nacional e internacional, sostuvo Giovani Gutiérrez, titular de la demarcación.
 
Gutiérrez Aguilar destacó el civismo y la actitud de turistas nacionales y foráneos quienes cumplieron en su enorme mayoría con las medidas sanitarias así como con las normas de convivencia en una celebración que duró cuatro días y que rebasó las expectativas por el número de visitantes que abarrotaron cada tarde-noche el corazón de Coyoacán.
 
“Nos sentimos muy contentos de haber recibido a decenas de miles de personas, de familias enteras, de vecinas y vecinos, así como de turistas de todas partes de México y del mundo quienes tuvieron un hermoso acercamiento a la cultura, a las tradiciones y a la veneración que tenemos las y los mexicanos de nuestros difuntos.
 
Recordamos con cariño y aprecio con una fiesta multicolor, a quienes ya no están con nosotros. Muchos padecimos los efectos del COVID19 y la principal ofrenda de esta conmemoración estuvo dedicada a ellos, esta gran obra se tituló ‘Flor y luz por los adioses inconclusos’, de la artista visual Betsabée Romero”, explicó el alcalde.
 
Giovani Gutiérrez dijo que esta conmemoración se engalanó con una muestra gastronómica de pan de muerto de todas partes del país; también con chocolate en la feria que se llevó a cabo con esta temática.
 
Las y los miles de visitantes caminaron las calles empedradas, degustaron dulces típicos, postres, café y los famosos churros, además de apreciar artesanías, música y el desfile de catrinas que recorrió de la Plaza Santa Catarina al Jardín Hidalgo.
 
De acuerdo con los reportes de la Dirección de Seguridad Ciudadana y de Protección Civil, se registró un aforo de más de 10 mil personas y no hubo incidentes salvo el extravío de un menor de edad que pudo ser reunido con sus padres en un breve lapso.
 
“Estamos muy orgullosos de la manera en que se llevó a cabo esta conmemoración. El reporte es de saldo blanco. Ha sido una gran celebración. La gente disfrutó, comió, celebró. Después de más de año y medio de pandemia las calles se desbordaron con miles de visitantes alegres de poder compartir el recuerdo de sus familiares que ya no están con nosotros. Ha sido una gran conmemoración para todas y todos. Estamos satisfechos de que la ciudadanía haya podido disfrutar un poco de lo que es Coyoacán, con sus tradiciones, sus costumbres, sus gustos y su alegría”, dijo el alcalde.