El confinamiento sanitario por la pandemia de Covid-19, ha generado un aumento en las agresiones socio-familiares en contra de mujeres, niñas y adolescentes, lo que se ha convertido en uno de los principales problemas en las grandes ciudades, pero también es un asunto cultural que se debe atender consideró la Diputada local Guadalupe Aguilar Solache.

“La idea de que las mujeres son inferiores a los varones ha subsistido a través del tiempo. Por ello es muy difícil contender contra estas ideas, mismas que han sido combatidas justo por las propias mujeres”, subrayó.

Todos los adelantos y beneficios jurídicos logrados a lo largo del tiempo han sido gracias a los movimientos feministas en el mundo, de aquellas que se han impuesto para hacerlo, y México no es la excepción.

La asociación Semáforo Delictivo, informó que los delitos socio-familiares; violación, violencia familiar y feminicidio, se mantienen en rojo hasta diciembre a pesar de la reducción estacional. Estos delitos, según el organismo, suelen bajar en otoño e invierno, pero en este año no han bajado lo suficiente.

Por ello, Aguilar Solache propuso buscar diferentes cauces como la ruta legal para contener ese aumento en la violencia dentro de las familias, pero sobre todo llamar a las autoridades a garantizar una vida digna de niñas, mujeres y adolescentes en la Ciudad.

Lamentablemente –prosiguió– la estructura patriarcal que ha imperado desde tiempos históricos, sigue ahí agazapada y en el momento menos pensado salta para no permitir a las mujeres llegar a esa igualdad tan anhelada desde la Revolución Francesa, apuntó.