La Vaquita Marina (Phocoena sinus) que vive en el Alto Golfo de California, es el cetáceo más pequeño del mundo y durante este año no se han reportado avistamientos, por lo que es urgente conjuntar esfuerzos nacionales e internacionales para salvaguardar a esta especie, ante un inminente riesgo de extinción,  aseguró Fernando Rubio Quiroz.

El presidente del Observatorio de Divulgación Económica y Científica (ODEC), dijo que la Vaquita Marina tiene uno de los hábitat más limitados de las especies de marsopas conocidas, con un área de 934 mil 756 hectáreas que conforman la Reserva de la Biosfera del Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado.

Si no se toman medidas adecuadas como detener la pesca, el riesgo de extinción aumenta, alertó el Ingeniero en Medio Ambiente.

El también ex diputado federal y ex secretario de la Comisión de Medio Ambiente en la pasada legislatura en San Lázaro, describió que es la única de las siete especies de marsopas en el mundo que habita en aguas cálidas y además es el único mamífero marino 100% mexicano.

Dijo que el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (CIRVA) lleva a cabo el registro de las Vaquitas existentes: en 1997 se tenían contabilizados 600 ejemplares; en 2017 se tenían catalogados 30 Vaquitas y hasta hace unos meses sólo se tiene conocimiento de 10 ejemplares.

En los últimos 10 años se perdió  95% de la población y de extinguirse sería el segundo caso de extinción de un cetáceo a nivel mundial, luego de que en 2007 se declaró extinto al delfín del Río Yangtzé, una especie de agua dulce que habitaba en China.

Los últimos avistamientos de la Vaquita se tienen registrados en noviembre de 2020 cuando fueron observados dos ejemplares en una expedición que se llevó a cabo con la colaboración de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y la organización internacional Sea Shepherd.

Por ello es importante –señaló– que se tomen medidas urgentes ante el riesgo para esta especie mexicana de marsopa.

Y es que el pasado 14 de julio se el Gobierno Federal publicó un acuerdo que permite la operación de hasta 65 embarcaciones en una zona restringida, y donde hay presunción de que sea hábitat de la Vaquita.

“Se ha denunciado la presencia de mil 185 embarcaciones menores (pangas) de pesca de camarón en el área crítica durante el mes de noviembre, y 60 de ellas en la llamada «Zona de Tolerancia Cero».