La pandemia de la COVID-19 generó cambios en el hábito de consumo a nivel mundial, al impulsar un crecimiento de las ventas por internet en más del 80%,  pero las nuevas tiendas virtuales o gente que vende por internet evaden el pago de impuestos en alrededor del 70% de los casos, destacó un análisis de la firma FIXAT.  

De igual forma los emprendedores que recurrieron a plataformas digitales de transporte de taxi y despensa o comida a domicilio como medido e ingreso, están obligados a estar inscritos ante la autoridad fiscal y hacer declaraciones no obstante que sus empresas dedicadas a ello, pueden retenerles el Impuestos Sobre la Renta (ISR).

Fidel Ortiz, director general de FIXAT México dijo que el fenómeno se ha registrado en toda América Latina y los emprendedores que vendan en plataformas digitales deben pagar sus impuestos locales, como en México el IVA y el ISR, sin embargo se puede calcular que más del 70% de los nuevos emprendedores no lo estén reportando, lo que puede implicar sanciones fiscales. 

El consumo de productos o servicios vía plataformas digitales –señaló Fidel Ortiz–  fue una alternativa importante para miles de consumidores en América Latina y a nivel mundial desde el inicio de la pandemia, para evitar el contacto entre las personas

“El e-commerce logró cubrir las necesidades en lo más álgido de la pandemia para millones de consumidores sin tener que salir de casa, y de acuerdo con el reporte “Venta Online 2021”, elaborado por la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), el comercio electrónico en México alcanzó los 316 mil millones de pesos en 2020, obteniendo un crecimiento de 81% en comparación con el 2019”, describió el directivo. 

Debido a la contingencia miles de emprendedores hicieron una transición de un día para otro, a las plataformas digitales para vender y evitar el cierre de sus negocios, y muchos que se quedaron sin empleo recurrieron también a las plataformas de taxi y entrega de comida, entre otros. 

Actualmente el fisco ya está regulando estas actividades, por eso creó el régimen plataformas digitales, y tiene tasas específicas para el pago de IVA e ISR, pero dependen del ingreso que obtiene cada contribuyente.

“El emprendedor o trabajador de plataformas digitales debe inscribirse ya sea como persona moral o persona física bajo el régimen de actividades empresariales con ingresos a través de plataformas tecnológicas”, señaló. 

Ante esto, FIXAT México abrió un área especializada para este tipo de contribuyentes a fin de apoyarlos a regularizar su situación fiscal y que eviten sanciones a futuro que puedan ser más costosas, destacó Fidel Ortiz. 

Dijo que regularmente se tiene la creencia que las ventas por internet no están reguladas ni contempladas dentro de alguna ley, y que por lo tanto puedes no pagar impuestos. “Esto no es verdad. Se deben pagar y es un riesgo de sanciones que no exime el desconocimiento del tema” precisó el directivo.