Por temor y sin dinero»No va la gente a cines, (apenas) cinco clientes, incluso algunas funciones sin espectadores, restaurantes solos, son semanas críticas, hay ventas de 2 mil o 3 mil pesos, si bien les va, es una situación difícil», indicó.»Independientemente del semáforo yo creo que van a cerrar de manera voluntaria, no se ve ningún horizonte en donde se diga que va a mejorar la situación económica, no hay actividad, no hay gente que acuda, alguna por miedo, por precaución o por no tener dinero», indica Jiménez Macías.

• Las salas de cine que reabrieron el pasado fin de semana en Aguascalientes, Michoacán y Quintana Roo registran baja o nula asistencia de espectadores.

• En la entidad hidrocálida, los seis complejos abiertos reportaron a las autoridades funciones con apenas cinco asistentes y algunas veces con butacas vacías.

• Lo mismo pasa con restaurantes y otros lugares, señala Octavio Jiménez Macías, director de regulación sanitaria de Aguascalientes.

CIUDAD DE MÉXICO, 13 de junio, (CDMX MAGACÍN).—Por temor y sin dinero»No va la gente a cines, (apenas) cinco clientes, incluso algunas funciones sin espectadores, restaurantes solos, son semanas críticas, hay ventas de 2 mil o 3 mil pesos, si bien les va, es una situación difícil», indicó.»Independientemente del semáforo yo creo que van a cerrar de manera voluntaria, no se ve ningún horizonte en donde se diga que va a mejorar la situación económica, no hay actividad, no hay gente que acuda, alguna por miedo, por precaución o por no tener dinero», indica Jiménez Macías.

Hasta ayer viernes en la programación se encontraban, entre otras, la comedia mexicana «Veinteañera, divorciada y fantástica», el documental italiano «Frida, vive la vida» y las hollywoodenses «Ajuste de cuentas», «Grandes espías» y «Sonic, la película».

Aguascalientes comenzó la reapertura de cines con color naranja y después de revisar los protocolos de seguridad se dio el visto bueno, recuerda Jiménez Macías.

«Trabajamos con consciencia; no porque estemos ‘aperturando’ no evaluamos el riesgo, no es llevarle la contraria a la Federación».