Castigo de hasta 6 años de cárcel a quien exhume cadáveres

CDMX, 26 enero 2022 (NOTICIASCD.MX / NOTICIASCOYOACAN.MX).- Ante la exhumación del cuerpo del bebé ‘Tadeo’, en el panteón civil de San Nicolás Tolentino, en la alcaldía Iztapalapa, el diputado del PAN, Héctor Barrera Marmolejo, exigió castigo de 3 a 6 años al que oculte, sepulte, o destruya un cadáver, así como resto o feto humano.

A través de una iniciativa de reforma a los artículos 207 y 208 del Código Penal local, el legislador alertó sobre el comercio de cadáveres en el mercado negro, ya sea completos o en partes, para darle un uso comercial ilícito, en detrimento de la última voluntad de la persona fallecida o de sus familiares, tutores o representantes legales.

A nombre de los diputados Federico Döring y Daniela Álvarez, el legislador Héctor Barrera consideró que es importante ampliar las sanciones del artículo 207, para castigar con más severidad a las personas que entierren o exhuman cadáveres sin una orden de la autoridad. “Pues estamos ante dos supuestos, el primero: ocultamiento de evidencia y el segundo: robo de cadáveres para distintos actos”.

Abundó en la nula seguridad en panteones, ya que las bardas perimetrales están abandonadas y dañadas, ello, por el alto grado de corrupción de sus administradores, que se dedican a revender ataúdes y cobrar por los accesos.

“Así como a amedrentar a cualquier persona que quiera denunciarlos u oponerse, todo esto ha sido denunciado por años por los visitantes y trabajadores del panteón”.

Añadió que la exhumación de cadáveres es un delito, que actualmente se encuentra regulado en los articulo 207 y 208 del Código Penal CDMX.

En cuanto al artículo 208, se propone agregar tres supuestos más para que sean considerados por el juzgador a efecto de sancionar y evitar posibles eventos que violenten los cadáveres y se trata de los siguientes: Comercio, actos rituales y ampliarlo de manera general a cualquier otro, en que de manera ilegal se utilicen los cadáveres o sus partes.

La presente iniciativa, pretende sancionar los supuestos del uso de cadáveres para realizar actos comerciales, así como, para la práctica de rituales, o cualquier otro que no cuente con el respaldo de la autoridad.

“En Acción Nacional estamos seguros de que a nadie le gustaría saber que sus restos pudieran ser exhumados ilegalmente para ser usados en actos de brujería o de invocaciones con obscuros intereses”.