TRAS LA PUERTA DEL PODER

Roberto Vizcaíno

Orgulloso en serio, ¿por qué no?, el presidente Andrés Manuel López Obrador no se guardó el motivo de su desenfado y autoelogio…

“Lo nuevo, lo mexicano, lo que estamos aportando en el nuevo modelo económico es la atención directa de abajo hacia arribaEso no lo contempla el modelo neoliberal, es una aportación. No vamos a cobrar derechos de autor, es decir, es para que todos puedan utilizar esta experiencia”.

Previamente, en su mañanera, adelantaba un poco de su informe que daría ayer por la tarde desde Palacio Nacional para el país entero y más allá.  

Y criticaba a Europa y a Estados Unidos por enfrentar las consecuencias económicas de la pandemia con el viejo y gastado -según él-, modelo neoliberal de ayudar a las cadenas de producción.

Su modelo económico, dijo, es distinto y evita el endeudamiento en que están incurriendo prácticamente todos los gobiernos en el mundo.

Explica:

“… todo lo que estamos haciendo de apoyar abajo como nunca para fortalecer la capacidad de compra de la gente humilde, de la gente pobre, apoyando de abajo hacia arriba.

“Les hablaba yo de cuanto destinan los países ricos para la crisis y les decía de cómo ellos todavía siguen con el método de apoyar arriba para que baje y nosotros no, ya no creemos en la teoría del goteo, de que si llueve fuerte arriba gotea abajo, no, porque se va quedando, no es permeable la riqueza y no llega abajo”.

No, afirmó convencido, él simplemente no cree que ayudar financiera, fiscalmente a las empresas de todos los niveles sirva para salvar las cadenas de producción y las fuentes de empleo.

Recordó:

“Ayer les mencionaba que los países de Europa, los más fuertes, destinaron para enfrentar la crisis, en su esquema de apoyar sobre todo a las empresas, en promedio el cinco por ciento del producto interno nacional de cada país, en promedio.

“Estados Unidos destinó el 13 por ciento, estamos hablando de más de tres billones de dólares; entonces, por vecindad, además por nuestra relación, esa derrama económica nos ayuda, eso explica el por qué no se nos caen las remesas, entre otras cosas. Entonces, por eso estoy optimistapor eso creo que pronto vamos a salir adelante”.

Pero lo cierto es que él no iría por ese mismo camino, dijo.

“… usted reiteró que México ya tocó fondo, y ahora toca una recuperación que usted define como una ‘V’, preguntó una reportera a lo que respondió:

“Sí, yo creo que vamos a salir pronto. Yo creo que el peor mes en lo que tiene que ver con la economía fue abril, de acuerdo a nuestros indicadores, sobre todo por desempleo. Repito, en abril se perdieron 555 mil empleos de trabajadores inscritos en el Seguro Social, ya mayo fue menor, fueron 345 mil, y en junio no vamos a llegar a 100 mil empleos perdidos.

“Entonces, considero que julio, si no crecemos, se va a mantener y a partir de ahí vamos a generar más empleos, ese es un indicador”, señaló.

Todo ello a pesar de que ayer mismo Inegi reportó ya una de las peores caídas de la economía mexicana.

A él nada le quita la esperanza y el buen humor, afirmó:

“También me alienta mucho el conocer que, a pesar de la crisis, en el peor mes, en abril, las remesas prácticamente fueron las mismas de abril del año pasado en dólares, con una diferencia, con un dólar más caro, pero fue lo mismo; y ya mayo, de acuerdo a información que tengo, va a ser mayor el volumen de remesas que mayo del año pasado; junio lo mismo. Entonces, esto alienta.

“Además, viene, repito, lo del tratado… esto sin duda nos va a significar inversión foránea, inversión extranjera, empleos, más comercio con Estados Unidos”, indicó.

Y ya sabe usted, también cree que, “tan bien que íbamos, porque el peso se estaba fortaleciendo, estábamos sentando las bases para el crecimiento, la economía, aumento del salario mínimo como nunca; entonces, viene la pandemia y afecta sin duda. Son de las cosas que estamos enfrentando”.

Interrogado sobre las 3 cosas que más le han satisfecho a 2 años de su triunfo, reveló que lo que “más me satisfacen es, primero, la atención a los pobres, eso me fortalece mucho en lo interno, en lo espiritual.

“Segundo, el combate a la corrupción. Eso también es importantísimo porque estoy convencido de que se trata de la peste, hablando en términos de epidemias, la peste más funesta que ha afectado a México. Entonces, me siendo muy orgulloso de estar encabezando una lucha frontal contra la corrupción, el que tengamos como objetivo desterrar la corrupción de México.

“Y lo tercero que me satisface es que no hemos reprimido al pueblo, de que no encabezo un gobierno autoritario, que no hemos participado en violaciones de derechos humanos, que no ha habido masacres, que no se ha utilizado al Ejército ni a la Marina ni a los cuerpos de seguridad para reprimir a los mexicanos”.

No es euforia, aunque se le parece. Él y los suyos felices. Afirman que, a 2 años de haber ganado, todo va bien a pesar de que todos los demás dicen que no, que esto no sólo va mal, sino a peor.

Quizá si exportamos el modelo nos vaya mejor…  

EL T-MEX NO ES LA PANACEA: MONREAL

Prudente como suele ser, Ricardo Monreal líder de la mayoría de Morena en el Senado, en un contrapunto considera que el T-MEC si bien es el instrumento económico más importante de la última etapa del México moderno, “no es la panacea”.

Servirá sin duda, dijo, para reconstruir la devastada economía, rediseñar todo el proyecto y el modelo económico, así como para la generación y recuperación del empleo, pero se requerirá de un gran esfuerzo adicional interno.

Sin duda, agregó, el T-MEC será un factor importante en la recuperación económica de nuestros socios comerciales, Canadá y Estados Unidos, al promover acciones que favorezcan que el bloque comercial más grande del mundo logre consolidarse.

En un videomensaje, subido a redes sociales recordó que diputados y senadoers de todas las fuerzas políticas lograron importantes reformas para armonizar las leyes con la puesta en marcha del nuevo tratado comercial.

A partir de eso, agregó, estas leyes serán perfectibles.

Recordó que fue en septiembre de 2018, cuando el Senado mexicano recibió el primer texto del nuevo T Mec. Desde entonces se logró aprobar todo un conjunto de leyes que apoyarán su puesta en marcha.

Reveló que eso fue posible gracias a un proceso en que se escuchó la opinión de expertos, académicos, empresarios y sociedad en general, para poder contar con un acuerdo renovado, y alcanzar las expectativas en las áreas de oportunidad que siguen pendientes a 26 años de que inició el TLCAN.

La labor legislativa en ambas cámaras, afirmó, se ubicó en el beneficio del país, y se hicieron de lado intereses personales o partidistas.

En los grupos parlamentarios y sus coordinadores, afirmó, siempre existió “una actitud plausible de cerrar filas en el estado nacional para construir este andamiaje jurídico y poder otorgarle a los empresarios, al sector económico, la posibilidad de vincularse en el área geográfica más importante y comercializar nuestros productos o intercambiar mercancías en esta zona”.

Al ser este un tratado renovado, se convierte en una herramienta fundamental para la reactivación de la economía y el empleo en los tres países, pues será promotor de acciones en favor del bloque comercial más grande del mundo, y al que Monreal definió como el instrumento económico más importante de la última etapa del México moderno, concluyó.

 

rvizcainoa@gmail.com / Twitter: @_Vizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa