CDMX, 12 noviembre 2020.- A finales del mes pasado se llevó a cabo la 19° Sesión Ordinaria del Concejo de Tlalpan, en cuyo seno la titular de la alcaldía, Patricia Aceves, solicitó la aprobación de un bando para modificar el Procedimiento de Publicitación Vecinal para las construcciones tipo B y C en la alcaldía; con lo que tendrá manga amplia para disponer del espacio para autorizar obras y desarrollos.

Llama la atención que los tipos B y C se refieren grandes o megadesarrollos, como los que proliferaron en la ciudad desde la adminstración pasada, con lo que se acusó a las adminstración mancerista de operar un llamado «cártel inmobiliario»; ampliamente repudiado por la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, al menos eso pregona.

En un video la alcaldesa trató de justificarse al referir que se pretende modificar los lineamientos de publicitación vecinal de dichas construcciones, supuestamente, en favor de los vecinos. Lo que omitió mencionar es que pretende modificar la expedición de permisos o licencias referentes a cambios de uso de suelo, fusiones, subdivisiones, transferencias de potencialidad, afectaciones y restricciones de construcción, edificación, modificación, ampliación, reparación y demolición de construcciones; asuntos en lo que las demarcación no tiene abosulta potestad.

Movimiento ilegal

La propuesta de Aceves Pastrana plantea una ilegalidad ya que el artículo 115 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece que los municipios y alcaldías únicamente pueden expedir bandos de policía y gobierno; de aprobarse se extralimitarian las funciones de la alcadía y en consecuencia, no podría publicarse en la Gaceta Oficial, incluso la Consejería Jurídica de la capital indica que los bandos que pueden aprobar las alcaldía capitalinas sólo tendrán que ver con:

  • Justicia cívica
  • Consumo de bebidas alcohólicas en cantinas o bares
  • Uso público de aparatos electromecánicos y sonoros
  • Expendios de carnes y aves, operación de establos
  • Establecimientos mercantiles, industriales y de servicios
  • Protección de animales
  • Control de fauna canina y felina
  • Comercio en vía pública
  • Permisos para apertura y funcionamiento de molinos y tortillerías,
  • Funcionamiento de bomberos
  • Promoción cultural
  • Facultades de los patronatos para ferias
  • Celebración de espectáculos
  • Promoción de la vivienda
  • Participación ciudadana
  • Establecimiento de zonas peatonales
  • Control de la prostitución y actividades de alto riesgo

Los permisos de construcción, licencias y demás trámites alusivos, son responsabilidad de la la Coordinación de Modernización Administrativa de SEDUVI, única instancia que puede publicar y modificar reglamentos en la ciudad, para tales efectos.

Aceves echa la bolita a Concejales frente a opinión pública

La Alcaldía Tlalpan intenta sustentar el proyecto al argumentar que ya pasaron más de 90 días sin que la Coordinación General de Modernización Administrativa de la SEDUVI haya actualizado el Manual de Trámites y Servicios al Público en lo que respecta al Procedimiento de Publicitación Vecinal, pero ello no faculta a la demarcación para usurpar o suplir esas funciones exclusivas.

Y es que en su afán de aprobar un Bando ilegal se empeñó desde inicios de octubre, durante la 18° Sesión Ordinaria, pero los integrantes del Concejo se negaron a aprobarlo antes de tener más información, sin embaro, una vez que se les hicieron llegar los datos tampoco vieron viavilidad en la propuesta, únicamente acordaron exhortar a la autoridad competente para actualizar el Manual de Trámites y Servicios al Público.

Ante ello la alcaldesa sacó un az bajo su manga con un video en el que según la Concejal, Lied Miguel, «además de desinformar a la población, pretende trasladar a los concejales la responsabilidad de que se cambie el Procedimiento de Procedimiento de Publicidad Vecinal para las construcciones tipo B y C, sabiendo que eso está por completo fuera de nuestras atribuciones”, es decir, ante los ojos de población les hará parecer culpables al no querer aprobar algo en supuesto beneficio de la comunidad.