En la CDMX hay acciones contundentes para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia

0
25

En un momento tan sensible como el que atraviesa nuestro país, el Partido Acción Nacional vuelve a exhibir su indolencia y mezquindad en su intento por hacer política ante la falta de un proyecto propio, un discurso plagado de mentiras y odio, como el que vienen intentando colocar en la agenda desde tiempo atrás.

De manera irónica su presidente local, Andrés Atayde, busca sacar raja del marco del Día Internacional de la Mujer para expresar que la capital del país es la Ciudad más insegura para las mujeres, y peor, que no hay garantías mínimas de seguridad y acceso a la justicia para ellas.

Estas expresiones son una muestra más de que el movimiento conservador, financiado por grandes empresarios, no cejará en su intento por calumniar nuestro Movimiento, pretenden erigirse como los defensores de las luchas de las mujeres: nada más falso e hipócrita.

Para ello, recordemos que la época neoliberal, que arranca en México hacia 1982, propició el deterioro de la situación socio-económica de las familias y, por tanto, de las mujeres, quienes ante esa nueva afrenta, demostramos nuestra capacidad para organizarnos y luchar por la expansión y el fortalecimiento de la agenda femenina.

Aquí estamos muchas de las iniciadoras de esa batalla, pero también las continuadoras de las mujeres que participaron en la Revolución Mexicana y en las distintas revueltas y movimientos por la democracia y la justicia social.

Aquí estamos para demostrar que, en tan solo tres años, la Ciudad y nuestro país han cambiado. En la Ciudad de México se apoya a las mujeres que sufren violencia, hay solidaridad y brazos abiertos para dejar en claro que no están solas y, más allá del discurso, hay hechos.

La capital fue la primera entidad en descriminalizar el aborto, una bandera que el PAN, por cierto, nunca ha defendido, como tampoco alzó la voz por las mujeres que murieron por aborto o por crear instrumentos contra la violencia obstétrica.

También le recordamos al PAN que al comienzo de la actual Administración, encabezada por la doctora Claudia Sheinbaum, se determinó decretar de manera voluntaria la Alerta por Violencia contra las Mujeres en la Ciudad de México y, con ella, 11 acciones muy concretas.

La Alerta por Violencia contra las Mujeres está dando resultados en el combate al feminicidio: se registró un aumento de 175% en la detención de feminicidas en 2021 comparado con 2019.

En el caso de agresores sexuales vinculados se registró un aumento de 52% en 2021 comparado con 2019 e incrementó en 23% la vinculación a proceso de agresores por violencia familiar y lesiones dolosas en 2021 comparado con 2019; cabe resaltar que de diciembre de 2019 a octubre de 2021 se han vinculado a proceso a 7 mil 110 agresores de mujeres en todos los delitos de género que van desde la violencia familiar al feminicidio.

Asimismo, en dos años las Unidades Territoriales de Atención y Prevención de la Violencia de Género (LUNAS) han permitido la reducción del riesgo feminicida en 49% en mil 348 casos de mujeres detectados en donde su integridad y vida estaba en riesgo.

Señor Atayde, ser mujer siempre ha sido un peligro, un riesgo y una lucha constante contra el patriarcado, del cual usted hace gala al hablar de un tema que nos compete a nosotras.

Se quieren erigir como feministas, pero se les olvida que nos llamaban “viejerío” o “lavadoras de dos patas”, pero hoy se trabaja para que no nos falte ni una menos.

Los derechos de las mujeres son parte sustantiva de la Cuarta Transformación de la vida pública de México, que significa la construcción de un nuevo modelo de pensamiento, de un Estado de Bienestar y de una sociedad de derechos.

Por ello, desde el Congreso, el Grupo Parlamentario de MORENA impulsó la creación del Registro Público de Agresores Sexuales; las reformas normativas para reconocer y tipificar la violencia digital “Ley Olimpia”; la ‘Ley Ingrid’ para castigar a quien difunda imágenes de víctimas de agresiones; la creación del Banco de ADN de uso forense para investigar delitos sexuales y desapariciones; la iniciativa para incorporar en la Ley de la Fiscalía General de Justicia la obligación de certificar a ministerios públicos, asesores jurídicos y peritos en la atención de mujeres víctimas de violencia; y la ley para que sea el agresor quien salga del domicilio.

Asimismo, se ha hecho una ardua tarea en capacitación y certificación a personal ministerial; mejorar los espacios de atención a mujeres en la procuración de justicia; y el fortalecimiento de las Lunas.

Además de incrementar el número de Senderos Seguros; fortalecer las acciones del programa Viajemos seguras; la formación a cuerpos policiales en perspectiva de género; la Creación de la Unidad Especializada de Género en la Secretaría de Seguridad Ciudadana y constantes campañas de comunicación para visibilizar el problema de la violencia.

Sirvan estos datos para contrarrestar otra sucia campaña del PAN para desprestigiar todas las acciones emprendidas desde hace 3 años para garantizar los derechos y la vida digna de las mujeres.

La lucha contra la violencia, por su propia naturaleza, es una lucha activa y pacífica, por ello, estos discursos de odio solo ponen de manifiesto el machismo en el PAN.

Que no se nos olvide: el feminismo no es parte del conservadurismo.

Comments are closed.