Estados Unidos dijo que abandonó formalmente este domingo el tratado de defensa ‘Open Skies’ (Cielos Abiertos), uno de varios acuerdos internacionales terminados por la administración de Donald Trump.

El acuerdo ‘Open Skies’ surgió justo tras el fin de la Guerra Fría con el fin de verificar los movimientos militares y las medidas de control de armamentos de los países firmantes.

Pero Trump dijo en mayo que Rusia no había cumplido sus compromisos bajo el acuerdo, que fue diseñado para mejorar la confianza entre las superpotencias.

La salida de Estados Unidos entró en vigor el 22 de noviembre de 2020, y Estados Unidos ya no es un Estado parte del Tratado de Cielos Abiertos», dijo el domingo el Departamento de Estado.

El acuerdo fue firmado en 1992 y entró en vigencia en 2002, permitiendo a 35 países firmantes, incluyendo Estados Unidos y Rusia, realizar sobrevuelos de observación en los territorios de cada uno.

Moscú y Washington se han acusado mutuamente de violar los términos del acuerdo y en mayo el gobierno Trump dio el aviso requerido con seis meses de antelación para abandonar el pacto.